Niños con cáncer: Los ángeles que luchan con la muerte

qpplaceholder
15 de junio, 2015 - 1:33 pm
Redacción Diario Qué Pasa

 

María Ilariana Moreno, madre de Gabriel Briceño

Fotos: Diego Graterol

Pese al miedo, dolor físico, emocional y espiritual que representa esta enfermedad los niños que la padecen la viven con valentía y fe

Maracaibo — Escuchar o decir la palabra cáncer genera que se desencadenen una serie de emociones en el individúo común, como el miedo, la lástima, tristeza y sobre todo el temor al hecho más fatídico para las personas: la muerte.

El padecimiento de esta enfermedad representa una verdadera batalla que solo los más fuertes y valientes pueden librar, y que muchas veces los más pequeños y vulnerables de la casa asumen con una sonrisa en el rostro y las ganas inquebrantables de vivir.

Un ejemplo de esta batalla diaria contra el cáncer es Gabriel Alexánder Briceño Moreno, de 14 años de edad, quien desde hace un año se le descubrió en la columna un Sarcoma de Ewing, que es  un tumor canceroso que se desarrolla en los huesos o tejidos blandos cercanos a los huesos y que suele afectar a los adolescentes.

María Ilariana Moreno de Briceño, madre de Gabriel, relata que luego de que se le diagnosticará el sarcoma al niño, la vida de toda la familia cambió: «Nadie se imaginó que algo como esto le podía estar pasando a ‹Gabo›.

Él era un niño sano y feliz, estaba empezando el séptimo grado cuando a raíz de una caída en el liceo, comenzó a dolerle la pierna. Lo llevamos al médico y cuando hallaron el tumor nos dijeron que debíamos traerlo al Hospital Coromoto con urgencia», relató.

«Nosotros somos de La Puerta, estado Trujillo, y para que recibiera el tratamiento adecuado tuvimos que mudarnos a Maracaibo. Él tuvo que dejar de estudiar y separarse de sus abuelos y sus cuatro hermanas mayores, con quienes ha vivido toda la vida», lamentó Moreno.

La noticia

«Para  uno como madre es muy difícil entender y menos aceptar que un hijo pueda tener cáncer. La familia se entristeció demasiado y luego de que dejamos La Puerta y ya el niño estaba empezando el tratamiento en el Coromoto yo no tenía el valor para decírselo, pero decidí buscar asesoría religiosa a través de un  sacerdote, quien me dijo que ‹Gabo› tenía derecho a saber la verdad y cuando se lo dije fue él quien me sorprendió a mí.

Me dijo que no me preocupara, que  iba a estar bien, que eso era como una gripe más», manifestó.

Moreno destaca que el estado de ánimo de Gabriel es asombroso, ya que siempre está de buen humor, sonriente, feliz: «Hay momentos en los que extraña a sus abuelitos y a sus hermanas pero luego recupera la alegría».

Estado de salud

Cuando Gabriel inició el tratamiento para el sarcoma, el tumor medía 7,5 centímetros y las esperanzas de vida eran de meses. Hoy, luego de un año y seis ciclos de quimioterapia, este se ha reducido a 2,5 centímetros.

Gabriel pronto empezará otro ciclo de siete terapias, con el fin de que el sarcoma desaparezca para que pueda volver  a la escuela y a su hogar.

Además  de la tristeza de dejar a su familia en Trujillo y armarse de optimismo para batallar contra el sarcoma, Gabriel y sus padres debían enfrentarse a todo los gastos económicos que implica el tratamiento contra el cáncer, pero fue entonces cuando consiguieron el apoyo de la Fundación Amigos del Niño con Cáncer Zulia (Fundanica), quienes se han convertido en los protectores de ‹Gabo› ya que se encargan de costear el tratamiento médico, psicológico y espiritual del jovencito y de otros 213 niños en similar condición.

«Ha sido una bendición contar con el apoyo de la fundación, nosotros como somos foráneos permanecemos en la casa hogar de Fundanica, aquí nos hospedamos con Gabriel, y lo mejor es que él se siente a gusto aquí, tiene amigos, sala de computación y también tenemos servicio de comedor», describió la madre.

Tipos de cáncer más frecuentes en niños

Los niños pueden tener cáncer en las mismas partes del cuerpo que los adultos, pero existen diferencias.

Los cánceres de la niñez pueden ocurrir repentinamente, sin síntomas precoces, y tienen un índice de curación elevado.

La leucemia es un cáncer de los glóbulos blancos (leucocitos). Es el tipo más común en niños. Las células sanguíneas se forman en la médula ósea. Los glóbulos blancos ayudan a su organismo a combatir las infecciones; sin embargo, en los casos de leucemia, la médula ósea produce glóbulos blancos anormales.

Los tumores cerebrales son abultamientos dentro del cráneo. Se encuentran entre los tipos más comunes de cánceres en niños. Algunos son tumores benignos, que no son cancerosos. Aún así, pueden ser serios.

Los tumores malignos son cancerosos. Los síntomas pueden incluir: Dolor de Cabeza, Vómitos y naúseas, cambios de personalidad, depresión, dificultad para controlar los músculos, Convulsiones, problemas con la vista o el habla.

El linfoma aparece cuando un linfocito, un tipo de glóbulo blanco, comienza a multiplicarse y deja sin espacio a las células sanas. Los linfocitos cancerosos crean tumores que agrandan los ganglios linfáticos.

El sarcoma de tejidos blandos es un cáncer en los tejidos blandos, los cuales conectan, apoyan o rodean a otros tejidos. Algunos ejemplos incluyen músculos, tendones, grasa y vasos sanguíneos.

El osteosarcoma es el tipo más común de cáncer de hueso y uno de los más incidentales durante la infancia. Aunque existen otros tipos que con el tiempo se pueden extender a partes del esqueleto, éste es uno de los pocos que de hecho comienzan en los huesos y a veces se extienden a otras partes, por lo general a los pulmones u otros huesos.

Fundanica

La Fundación Amigos del Niño con Cáncer tiene 28 años de la lucha contra el cáncer infantil, sin fines de lucro y que existe básicamente gracias a donaciones de particulares, empresas y entes gubernamentales entre otros.

Actualmente tiene 214 niños inscritos, a los que les ofrece el pago de su tratamiento médico, atención psicológica y religiosa tanto a ellos como a sus padres.

Incluso poseen una casa hogar que les brinda hospedaje y comedor a pacientes foráneos y a sus padres.

Causas del cáncer infantil

La mayoría de los casos de cáncer en niños probablemente son causados por la exposición en el útero a contaminantes industriales y ambientales que fueron inhalados por la madre, están relacionados con emisiones atmosféricas que pasan al niño a través de la placenta.

Una gran cantidad de información sugiere que la leucemia es el tipo de cáncer más común en los niños. Podría ser una respuesta inusual a una infección común que no ha sido identificada.

Pasillo central de la Casa Hogar de Fundanica.

Le sonríen a la enfermedad, le hacen frente a la vida.

Comente