Ni dejar de funcionar en Semana Santa sirvió para que arreglaran los trenes

Metro de Maracaibo deja un mal sabor de boca entre sus usuarios

REG- 220217 - METRO COLAPSADO - ALTOS DE LA VANEGA - J BORREGO (1)
18 de abril, 2017 - 9:27 am
Nohelis Dávila [email protected]

Usuarios del Metro instaron al Gobierno nacional a trabajar «mucho más» para solventar las diversas irregularidades presentes en el sistema de transporte en los últimos meses 

Foto: Archivo

Maracaibo Inició una nueva semana y los «ciudadanos metro» se encontraron en la hora pico matutina con la sorpresa de que el único tren —en mantenimiento durante toda la Semana Santa—, no estaba en funcionamiento.

Fue ya después de las 9:00 de la mañana cuando el único tren activo del Metro de Maracaibo empezó su jornada, considerando que los otros dos existentes siguieran guardados en los talleres, esperando por mantenimiento y reparación de las unidades.

A puertas cerradas y con gente a las afueras se encontraba la estación Libertador, ubicada en el centro de la ciudad, a espera de que el tren comenzara sus operaciones, por lo que usuarios del Metro se manifestaron ante QUÉ PASA, en relación a las irregularidades que presenta el medio de transporte desde hace varios meses.

Francisco García: «Soy usuario desde que inició este medio de transporte. Lo peor es que están trabajando cada media hora porque solo hay un vagón. Esto ha dificultado mi traslado y debo tomar otros buses. Deberían mejorar el servicio».

Keidy León: «Hay muy mal funcionamiento. Laboran a medias por la falta de mantenimiento a las unidades que son necesarias para su buen servicio. Ellos cierran puertas y dejan de laborar sin dar ningún tipo de explicación, y tampoco permiten subir para recargar las tarjetas».

Deyanira Cañate: «Sería bueno que mejoraran el servicio. Es un poco tardío el traslado. Soy de Colombia y la verdad hasta el momento solo me ha afectado en el tiempo de traslado».

Erick Olivares: «Ya el servicio se ha vuelto muy irregular. Vagones sin repuestos, pero supuestamente los están resolviendo. Necesitamos más hechos y menos promesas».

Johendry Martínez: «Está muy regular el servicio. Falta de repuestos y a eso se le suma el asunto del pago de los trabajadores. El Gobierno debería tomar como un problema muy serio el que atraviesa el Metro de Maracaibo».

Verónica Graterol: «No sirve para nada. Últimamente por todo deja de funcionar, con decirte que para hoy solo hay un vagón, y dizque en Semana Santa los repararían. Me retrasa a mis labores diarias. Deberían mejorar».

Si no es una cosa es la otra

Las deficiencias en la prestación del servicio de los trenes son por la falta de aires acondicionados, sistema de vías, entre otros. Estas fallas han sido notorias no solo por los usuarios regulares del Metro de Maracaibo, sino también para quienes en ocasiones por «comodidad» recurren al sistema ferrovial.

Según fuentes internas de la empresa, los problemas expuestos anteriormente se deben «a la falta de dinero y presupuesto que garanticen de una vez por todas el buen funcionamiento de todas las unidades.

De acuerdo con trabajadores del Metro de Maracaibo, «durante el asueto de Semana Santa solo pudieron hacer parte del servicio y mantenimiento a un solo tren, pero no fue realizado en su totalidad por la falta de repuestos para reparar los otros vagones dañados».

Destacaron que «los insumos provienen de otros países, por lo que no fue posible obtenerlos antes y garantizar el funcionamiento de los tres vagones como se había planeado iniciar esta semana; destacando además que aún faltan unos 500 millones de bolívares para poder adquirir los repuestos».

De esta forma se confirma lo dicho por QUÉ PASA en ediciones anteriores, cuando informamos que faltarán unos cuatro meses más para que los problemas en el servicio de los tres trenes sean solucionados y comiencen a funcionar correctamente.

Por su parte, los usuarios indicaron que la razón ofrecida por parte del personal que se encontraba en cada una de las estaciones, desde Altos de La Vanega hasta la Libertador, es que «solo trabajó un tren por falta de ruedas, de allí que cada traslado duraría aproximadamente 40 minutos», hecho que reprocharon en su totalidad.

¿Soluciones efectivas?

La gerencia del sistema ferrovial en reiteradas ocasiones se ha ocupado en señalar que cuando se presenta algún percance con los trenes (y más actualmente con el único que queda en funcionamiento), «resuelven de inmediato» con la ayuda de los Transmaracaibo. Pero ¿realmente es así?, aparentemente no.

Las 40 unidades disponibles para brindar el servicio a los usuarios de diversos sectores como Bella Vista, Circunvalación 2, Circunvalación 3, Km 4, San Jacinto y La Concepción, que movilizan la mayor cantidad de pasajeros de los 11 recorridos que realiza Bus Metromara, no son suficientes para garantizar el traslado de los usuarios a buen tiempo, generando así un colapso total en las paradas de estas estaciones por el retraso en las horas de llegada y salida, sobre todo en lugares céntricos como la Curva de Molina, Altos de La Vanega y estación Libertador.

Cabe destacar que en Maracaibo existen dos «cementerios» de buses Metromara, ya reseñado por este diario, uno ubicado en el sector Los Dulces, en la vía que conduce hacia Los Bucares; y otro en el fondo de la sede principal del Metro de Maracaibo, ubicado en Altos de La Vanega, donde algunas unidades se encuentran en mejor estados que otras, pero podrían repararse para así habilitar más buses que faciliten el tránsito y traslado de los marabinos.

Lo peor del caso es que las decenas de unidades se encuentran en lugares totalmente desolados, sin conocer su destino final, intentando ocultar la realidad de la empresa y de esta manera evitar alertar a los ciudadanos sobre la crisis en que se encuentra el Metro de Maracaibo.

Trabajo en vilo y sin beneficios

A través de una llamada telefónica, operadores de esta importante empresa vial, denunciaron que luego de dos años lograron el Sindicato General Tomás Mena a cargo de Adrián Barrios, quien se encuentra en la ciudad de Caracas «para hacer la solicitud de los nuevos contratos colectivos, exigir mejoras en el área de trabajo como comedor, baños en buen estado, unidades de descanso, así como la cancelación del 20 y 30% en los retroactivos adeudados desde el mes de febrero del año 2016.

Los trabajadores aseguraron además que «aparte de los usuarios, los más afectados somos el personal que labora dentro del organismo, por lo que exigimos al Gobierno nacional, al ministro de Transporte, Ricardo Molina, y todos los entes correspondientes resolver las irregularidades en las unidades de trenes y buses, pues de la reactivación de las unidades, depende el empleo de cientos de personas que conforman la empresa».

100_2097

100_2104

100_2110

100_2111

vanega

vanga

 

Comente