Esperar un bus tarda entre dos o tres horas

Metro de Maracaibo «colapsa» ante crisis terminal del transporte público

chirrinchera
16 de julio, 2018 - 2:09 pm
Wilfredo Cure/[email protected]

Masas humanas se observan en cada esquina y en varios puntos de la ciudad esperando un «milagro» y  el costo puede oscilar entre 20 y 30 mil bolívares

Foto: Referencial

Maracaibo La crisis terminal por la que atraviesa el transporte público, en varios  municipios del estado Zulia, se ha convertido en un estrés psicológico para los usuarios que padecen día tras día el tener que esperar un carrito o autobús que reúna las condiciones mínimas exigentes acordes de las grandes ciudades en el mundo, pero que hasta ahora ningún estado de Venezuela lo puede mostrar y mucho menos en la práctica, y Maracaibo no es la excepción.

Desde hace varios meses las quejas y denuncias, por parte de los miles de usuarios que utilizan el servicio de autobuses de la empresa socialista Metro de Maracaibo, no da tregua; es una «carga emocional «más a la hora de esperar un bus para poder llegar a su destino, dos o tres horas mínima a sol partido, dependiendo la hora del día que se someta el pasajero ante la «inminente» fase terminal por la que atraviesa desde hace varios años el transporte público en la ciudad.

Masas humanas se observan en cada esquina, en varios puntos de la ciudad, muchos de ellos rezando para que una olleta o chirrinchera ambulante, sucia, destartalada y contaminante pueda llegar al destino del pasajero, eso sí el costo puede oscilar entre 20 y 30 mil bolívares.

Lea  TambiénNora Bracho afirmó que crisis eléctrica en Zulia es «insostenible»

Estas anomalías y problemas que hasta ahora no han sido corregidas por parte de quienes les ha correspondido dirigir funciones en materia de transporte en el Gobierno Nacional, Regional y Municipal están muy lejos de solucionarlo. Los autobuses del Metro colapsaron ante la avasallante demanda de pasajeros que busca salida del caos en el que está sumergido el transporte público marabino.

Esto sumado a la paralización constante de la Línea uno del Metro de Maracaibo, a propósito de los racionamientos de electricidad que Corpoelec los somete cada vez que pueda.

El servicio del Metro lleva dos días sin prestar servicio, las razones se desconocen, pero cada vez que hay «bajones» o apagones el Metro deja de funcionar, mientras miles de usuarios sufren las consecuencias en desplazarse a su destino, sufriendo las calamidades de una crisis que golpea duro a los venezolanos. Esta es la triste realidad de los marabinos que llevan una cruz, en este rosario de problemas de nunca acabar.

Palabras clave
,

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente