La ciudad amaneció a media máquina

Marabinos en «relativa calma» por movilizaciones del 1-S

centro-de-maracaibo---W-CUBILLÁN-(1)
2 de septiembre, 2016 - 11:02 am
Gustavo Parra / [email protected]

Comercios cerrados y poca afluencia de peatones fue lo que se vivió el primero de septiembre en Maracaibo, a pesar que el transporte público sí laboró

Foto: Agencias

Maracaibo — Con motivo de la marcha convocada en la capital venezolana denominada La Gran Toma de Caracas y con la finalidad de hacer un sondeo del comportamiento de la metrópolis zuliana, un equipo del diario QUÉ PASA estuvo desde tempranas horas de la mañana en las calles, monitoreando la reacción de los marabinos ante la particularidad del día.

En la mañana se pudo evidenciar que muchos de los comercios de la ciudad se abstuvieron de levantar sus santamarías. La afluencia de personas transitando por las calles fue menor a la de costumbre.

No obstante, las afueras de supermercados Latino de Padilla, Bicentenario de 5 de Julio, Kápital de La Limpia e Indio Mara, como de costumbre estaban adornadas por extensas filas de compradores.

Por otro lado, hubo casos de personas que salieron de sus casas para hacer diligencias puntuales y se consiguieron con que sus destinos estaban cerrados, tal como lo relató Luisana Martínez, quien exclamó: «Perdí 200 bolívares de pasaje y me tenían cerrado el comercio donde necesitaba averiguar una cosas».

Transporte completamente activo

El transporte público tuvo un funcionamiento normal (Metro de Maracaibo, Bus Metromara, y líneas de transporte urbano de porpuestos y buses); pero por la escaza afluencia de usuarios en la ciudad, los choferes de tráfico se vieron «desfavorecidos», notándose en las paradas de diversas rutas los carros estacionados en fila para salir, pero sin pasajeros.

Gregorio Molero, chofer perteneciente a la línea Curva-La Concepción, reportó una disminución de usuarios de entre un 50 y 60%; al respecto, mencionó: «Hoy el día está flojo, salí desde las 3:00 de la mañana y solo he hecho tres viajes».

Entretanto, las líneas que cubren la parte sur de la ciudad reportaron pocas unidades de transporte. Víctor Mejía, chofer de la ruta Univan San Francisco, informó que «solo salieron a trabajar 16 vanes de 70 que pertenecen a la línea».

Ventas bajas

De igual manera, conversamos con comerciantes del casco central de la ciudad, quienes también manifestaron «pocas ventas». Gregorio Moreno, comerciante en el centro de Maracaibo desde hace 25 años, aseveró que «más del 30% de mesas formales de ventas no abrieron. Ni hablar de los vendedores ambulantes, ellos como que decidieron resguardarse en sus casas o pensaron que no habrían ventas, y la verdad no se equivocaron».
Por su parte, Rigoberto Vargas, con 24 años dedicado al comercio en el centro de Maracaibo, indicó que por su zona de trabajo los vendedores abrieron sus mesas, pero no había nada de clientes.

Alcabalas por doquier

Lo que sí se notó, fue la fuerte presencia de efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana en diferentes alcabalas improvisadas para el día de ayer. Algunas de ellas se encontraban en la avenida Guajira sector Palaima, San Jacinto, Milagro Norte, Plaza Bolívar, Circunvalación 3 a la altura de La Chamarreta y debajo del Distribuidor Maisanta, La Limpia; esto fuera de los puntos de control ya establecidos permanentemente en sitios estratégicos de la capital zuliana.

Durante las horas de la tarde y parte de noche, la capital zuliana se encontró completamente en calma. La afluencia de las personas en la calle se mantuvo limitada y hasta el cierre de esta edición, Maracaibo se mantuvo sin ninguna novedad.

centro,-transporte-2-A---W-CUBILLÁN-(3)

2-A---W-CUBILLÁN-(2)

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente