Frente al mercado de Santa Rosalía se llevaban de la basura las cabezas de pescado

Marabinos: «El dinero no alcanza para comprar alimentos del mar»

Captura
12 de abril, 2017 - 8:55 am
Francis Sánchez [email protected]

De acuerdo a la tradición, los católicos comen pescado en Semana Santa para no ofender el sacrificio de Jesús, sin embargo, los zulianos no podrán comprarlo «por la situación»

Gabriel Ortega

Maracaibo — La tradición de comer pescado durante la Semana Santa peligra con desaparecer en Maracaibo. Los ciudadanos aseguran que «el sueldo no alcanza para comprar pescado, todo está caro. Obtener cualquier alimento es un viacrucis».

Para conocer de cerca esta situación, QUÉ PASA visitó el casco central de la ciudad para saber si los marabinos se estaban movilizando para comprar alimentos del mar, pero los encuestados aseguraron «no poder adquirirlo». Jaime Urdaneta señaló: «Yo no podré comprar pescado, no tengo dinero, a duras penas logro sobrevivir el día a día, y es triste porque en casa mi madre nos acostumbró que durante estos días es pecado comer carnes rojas porque es una ofensa contra Jesús y su sacrificio».

En el mismo orden de ideas, Lourdes Portillo explicó: «Quisiera comprar, pero los precios están elevados, así que resolveré con dos latas de sardina que tengo guardadas (…) en años anteriores compraba bastante pescado para hacer frito y en sopa; da tristeza ver cómo nuestras tradiciones se pierden por la situación».

Búsqueda en la basura En plena Semana Mayor, residentes de zonas adyacentes al mercado Santa Rosalía vieron en los desperdicios de pescado que sacan los vendedores del lugar, una oportunidad para conseguir algo de la carne blanca para estas fechas.

En el sitio se aglomeraron grandes y chicos para disputarse con los perros y gatos, cabezas y cascarones de pescado. Lo sorprendente de la situación fue que las personas que se acercaron al lugar no se encontraban en estado de indigencia. Entre las expresiones de los presentes destacaban «Con estás cabezas de pescado podré hacer una sopa» y «esto es lo que nos queda para poder decir que comimos pescado en Semana Santa».

Al respecto, un hombre que prefirió no identificarse, señaló: «El primer problema es que las personas inconscientes como siempre dejan la basura donde quieren, ya que no la depositaron en el container dispuesto para ello. En segundo lugar, lo sorprendente fue ver la cantidad de gente que se acercó al lugar para llevarse los desperdicios».

Palabras clave
, ,

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente