El superintendente de la SUNDDE exigió la reducción del 70% en toda la mercancía

Marabinos continúan «cazando» las «ofertas» en EPK

7aaa nueva
24 de diciembre, 2016 - 1:03 pm
Génesis Rosario / [email protected]

Contreras aseguró que las tiendas del Grupo Principito tienen como responder a la alta demanda de los últimos días

Foto: Agencias

Maracaibo — Luego del anuncio de William Contreras, superintendente de Precios Justos (SUNDDE), de reducir los costos un 70% en todas las tiendas EPK, los venezolanos literalmente se volvieron locos y salieron a las tiendas de su ciudad para aprovechar el descuento.

En las 31 tiendas del Grupo Principito, ubicadas en todo el territorio nacional, se observan desde hace tres días largas colas desde tempranas horas de la mañana.

Tras el anuncio el superintendente manifestó que la SUNDDE no puede ni va a permitir «el ilícito del remarcaje de precios por ninguna empresa». Por tal motivo detalló que con esta medida asegura que el pueblo pueda comprar ropa a precio justo.

Del mismo modo anunció que la autoridad solicitó al Ministerio Público y Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional que la empresa sea investigada por «presunción de desestabilización económica».

Tienen como responder
Ayer, Contreras afirmó que las tiendas EPK cuentan con suficiente inventario para responder a la demanda de estos últimos días. «La empresa tiene suficiente inventario para soportar el incremento de la demanda. El salto en las ventas es de 546%», precisó desde la tienda EPK, ubicada en Chacaíto.

El superintendente detalló que se dirigió a esa sucursal para verificar el cumplimiento con los precios que fueron fijados de acuerdo con el artículo 70 de la Ley de Precios Justos.

Zulia
Jueves y viernes las tiendas de ropa infantil EPK, ubicadas en el centro comercial Sambil y Lago Mall, estuvieron abarrotadas de gente, principalmente en las largas colas se observaron a madres zulianas, quienes aprovecharon la rebaja de los precios para que sus «chamos» pudiesen estrenar este 24 de diciembre y Año Nuevo.

En los dos comercios, las personas llegaron desde las 6:00 de la mañana para por lo menos comprar una pantalón o un suéter, ya que el costo por un jeans para un niño de 2 años era de Bs. 50 mil y con la reducción el mismo pantalón quedó en 15 mil.
Efectivos policiales y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) custodiaron ambas tiendas en la ciudad para evitar desorden o cualquier inconveniente que pudiese presentarse en los comercios.

Palabras clave
,

Comente