Autoridades no han llevado la piedra fundacional

Maestra enseña en un «cambuche» con palma de cocotero

Cambuche
9 de julio, 2017 - 4:31 pm
Edwin Urdaneta / [email protected]

La historia parte el alma. Cuando se conduce por los camellones del sector El Guaimaral, parroquia Urribarrí del municipio Colón, lo que sobran son siembras. Producciones que enriquecen bolsillos, pero a su vez, hay realidades que abren la brecha social. Algo no está bien concebido

Foto: Edwin Urdaneta

Sur del Lago-Para 54 estudiantes de una «escuela», al menos así la llaman con férreo amor, no ha llegado la bonanza petrolera. La gotita del carburante no ha rociado los platanales arenosos donde Yajaira Rojas imparte sus clases. Esta maestra se levanta a madrugar, camina los camellones de las parcelas para recibir a los estudiantes.

Por tres semanas no aprendieron las sílabas, la tarea pendiente, porque el agua inundó la zona, debido a la obstrucción en los desagües internos y el caño Chamita. Aún más desgarrador: no cuentan con agua potable, ni un baño. Las precarias paredes que mitigan el refulgente sol son de palma de cocotero, el árbol emblema regional.

Bajo un techado de latas corroídas por acción del tiempo yacen a la intemperie, recibiendo enseñanza. Sin una ruta escolar, llegan a pie, o cuando mucho, en bicicleta. Los recorridos pueden tardar entre hora y hora y media. Allí no hay Programa alimentario escolar. Los «pupitres» son pedazos de maderas cortados de un árbol cercano. Igual material es el escritorio donde Yajaira prepara sus clases.

Lo más tecnológico en ese espacio, son el teléfono celular con escasa cobertura de la docente, desde donde pasa sus reportes de asistencia, así como la pizarra acrílica donde en marcador azul imparte los conocimientos a niños de diversas edades.

Esta escuela atraviesa por una necesidad imperiosa. El código de la que sería la escuela El Guaimaral pertenece a un anexo de la escuela de El Manguito, ubicada kilómetros más adelante, donde los escolares no podrían recibir una de las garantías de la Constitución como es el derecho a la educación, debido a la lejanía.

Han llegado muchas inspecciones, sin embargo, aún en la escuela parecida a un cambuche, esperan la primera piedra fundacional que alegre aún más con esperanzas a los futuros profesionales de la nación.

Palabras clave
, ,

Comente