Los wayuu sitiaron la Residencia Oficial

1056_principal_01
18 de octubre, 2013 - 11:39 am
Redacción Diario Qué Pasa

A tan solo un día que fuera anunciado por el mayor general Wílmer Barrientos, jefe del Estado Mayor Fronterizo y ministro del Despacho de la Presidencia, que se iba a «ejercer mayor control para combatir mejor el contrabando de extracción» en el Zulia, y una hora más tarde desde la llegada a Venezuela del gobernador Francisco Arias Cárdenas de su viaje a Bogotá junto con el canciller Elías Jaua, unos 300 guajiros en aproximadamente 100 camiones rodearon la Residencia Oficial del Gobernador para exigir que los «dejen trabajar».

Maracaibo —
Desde la noche del miércoles, 10 cooperativas wayuu se apostaron en las afueras de la Residencia Oficial del Gobernador, cerrando el acceso por Bella Vista y la calle 70 con avenida 3Y, con la finalidad de exigir ser atendidos por el gobernador del Zulia, Francisco Arias Cárdenas para denunciar las irregularidades de las que aseguran son víctimas. Por su parte, el Mandatario regional fijó su posición desde el interior de su hogar, asegurando que «la toma tenía fines políticos en alianza con el contrabando de alimentos de Venezuela a Colombia».

Arias Cárdenas indicó que «la cantidad de alimentos y combustible debe ser medido, porque no podemos alimentar toda la península, iremos al diálogo, pero sin enmascarar gente indeseable detrás de una campaña para la Alcaldía de Guajira».

Además, el Gobernador garantizó el resguardo a las instituciones militares y civiles nacionales y estatales, que acompañan al pueblo zuliano «en el esfuerzo de ordenar y hacer valer la ley, atacando problemas como el contrabando de alimentos, impulsado por los enemigos de la paz del Zulia que evidencian el abuso e irrespeto».

Secuencia en el sitio

Desde la una de la mañana del jueves, los funcionarios del ejecutivo regional encabezados por el secretario de Seguridad y Orden Público, Jairo Ramírez; y el general de división de la Guardia Nacional, Rubio Silva, intentaron en varias ocasiones mediar con los líderes wayuu para que asistieran a una reunión y presentaran sus peticiones, pero durante toda la mañana los asociados insistieron en permanecer en el lugar hasta que el mandatario zuliano saliera a darles la cara.

Posteriormente, a la masa enardecida se acercaron los diputados del Consejo Legislativo del estado Zulia, Henry Ramírez y la también wayuu Dorelis Echeto, siendo esta última quien en su propia lengua conversó con los manifestantes y logró movilizar la toma para asistir a la reunión con el Gobernador y una comisión de trabajo, en la que se entabló un diálogo en la sede de la Zona de Defensa Integral (Zodi), ubicada en la Primera División de Infantería del estado Zulia.

Peticiones y denuncias

La coordinadora de la cooperativa Tawala Cop, Isela Iguarán, explicó que el motivo de la presencia de los transportistas, es denunciar «las vejaciones del Ejército por orden del general Romero Bolívar; la muerte de 32 paisanos, 108 detenidos en el retén El Marite y 230 camiones retenidos. En tal sentido, pedimos derrocar el Distrito Militar impuesto por orden de la Presidencia, que con más de 10 puntos de control desde Cojoro a la Guajira, le quitan entre 40 y 50 mil bolívares a los transportistas, pero si no pagan, le quitan la mercancía».

«La comercialización de productos en la baja, media y alta Guajira ha sido toda la vida, pero antes, el Mercado Las Pulgas era de los wayuu y ahora está dominado por los capitalistas chinos y árabes, mientras a nosotros nos toca ir al supermercado porque son la vía de alimentar a las familias en la Guajira», detalló Iguarán.

Entretanto, Marcos González, un joven wayuu, contó al diario QUÉ PASA su vivencia para transportar 15 sacos variados estipulados en el listín, «cuando llegamos al retén de la Laguna del Pájaro (vía a la Guajira), le dimos 100 bolívares a un guardia para pasar; nos dio una firma y luego en el próximo retén —que son improvisados— nos querían bajar 9 sacos, pero finalmente solo nos bajaron dos; esa comida es la encomienda para familias de allá con más de 8 niños por mujer».

«Es mentira que tengamos Mercal allá, no hay ni luz —solo por plantas— ni agua, ni Fiscalía, ni Defensoría, ahora no tenemos ni Derechos Humanos, el Ejército nos patea la comida y nos maltrata, por eso vinimos a la casa de Arias», indicó González.

Ojo con el cemento

Joeili Montiel, cooperativista, señaló que es culpa de la corrupción y la falta de empleo lo que los obliga a seguir por generaciones esta actividad económica. «Por ejemplo, el cemento está prohibido en el listín y allá en la Guajira la Misión Vivienda está haciendo 40 casas que ya están casi listas, pero todas las semanas igual llevan 4 gandolas con 748 sacos de cemento cada una, no sabemos a dónde se lo llevan».

Desde otro punto

Simultáneamente a la manifestación efectuada en la Residencia Oficial,  en la Plaza Bolívar se desarrolló una rueda de prensa para hacer pública la posición de las autoridades estatales. El secretario de Administración y Finanzas de la Gobernación, Salvador González indicó que «solo tienen permiso 400 camiones de las cooperativas para ir a la Guajira y pretenden pasar 1.400, ese es el problema, desabastecen y llevan los alimentos a la frontera».

Asimismo, el jefe estatal de Mercal, Virgilio Marcano aseguró que este sábado iniciará el Mercal casa por casa en la Alta Guajira para garantizar que los alimentos lleguen a los hogares.

Por su parte, el vicepresidente del Clez, Eduardo Labrador expresó el desacuerdo en cuanto a la toma de la Residencia Oficial del Gobernador del estado, «por personas que se dedican al contrabando y extracción de alimentos en el estado Zulia; repudiamos las acciones de este grupo minoritario que ha venido afectando a más de 4 millones de zulianos y zulianas en materia de abastecimiento de alimentos».

Mesa de conversación

En horas de la tarde, las autoridades regionales realizaron una mesa de diálogo con tres personas por cada cooperativa, con la salvedad de no abandonar la lucha en la defensa de la soberanía alimentaria de la región y un plan que garantice la adquisición de productos de la cesta básica para todos los zulianos.

Reunión de la Barraca

El secretario de Seguridad y Orden Público del estado Zulia, Jairo Ramírez informó luego de la reunión con representantes de cooperativas de transporte, que continuarán las medidas contra el contrabando. En la reunión celebrada en la Guarnición Militar del estado Zulia, estuvieron presentes el gobernador del estado Zulia, Francisco Javier Arias Cárdenas; los alcaldes Luis Caldera y Hebert Chacón; y altos funcionarios militares de la región.

En la reunión también estuvieron presentes tres representantes por cada una de las cooperativas que asistieron.

«Les ratificamos a ellos lo que hace el Gobierno regional por el bienestar de los zulianos para garantizar el abastecimiento de alimentos», manifestó Ramírez. Asimismo, dijo que se mantendrán las medidas como el censo de camiones que van a la Guajira, el control de los alimentos y las cantidades que pueden transportar hacia el mencionado lugar. De igual modo dijo que el respeto a los Derechos Humanos de los indígenas está garantizado.

Por su parte, Briseida Fernández, miembro de la cooperativa Kalaira Wayuu, manifestó que desean que cese el atropello por parte de algunos funcionarios del Ejército y que se les permita seguir llevando alimentos a sus familias en la Guajira. Asimismo, añadió que nunca tuvieron la intención de faltarle el respeto al Gobernador del Zulia, pero «era la única forma de ser escuchados» y pedimos disculpas por eso.

Para hoy en la mañana se espera que siga la mesa de diálogo entre los transportistas y autoridades civiles y militares de la región.

La «guajirera» amaneció alrededor de la Residencia Oficial del Gobernador.

Coordinadora de la cooperativa Tawala Cop.

Marcos González, joven wayuu.

Cooperativas madrugaron.

A Noelí Pocaterra la abuchearon profirieron ofensas en su contra.

La diputada Dorelis Echeto logró convencer a sus paisanos de ir a la reunión oficial en el Zodi.

Autoridades regionales salieron varias veces a mediar con los wayuu.

Fotos: Iván Ocando/ Hayleén León

 

Comente