Los «bachaqueros» se «plastificaron»

3A1_01.jpg - 28.79 Kb
23 de enero, 2016 - 12:34 pm
Redacción Diario Qué Pasa

En el Latino la cola era infernal, no les importa nada, solo lograr el objetivo de comprar

Foto: Hayleén León

Esta nueva medida implementada se une a las demás que han sido burladas por los revendedores

Maracaibo — La medida que comenzó el pasado 16 de noviembre de 2015, con la cual las personas pueden realizar sus compras en algunos supermercados solo con pago electrónico, ha sido vulnerada por los revendedores y «bachaqueros» que se mantienen a la caza de ciertos productos regulados que los establecimientos ofrezcan.

Los gerentes de algunas sucursales de los supermercados expresaron a este rotativo lo efectivo que ha sido la implementación de este plan.

Desde que inició esta nueva medida las personas de la clase media han podido ingresar a las instalaciones sin tener que realizar las largas colas que siempre se formaban a las afueras de los supermercados.

Caso contrario fue lo que se evidenció esta semana durante un recorrido del equipo reporteril del diario QUÉ PASA, cuando algunos de los supermercados que aceptan solo el pago con tarjetas electrónicas, estuvieron abarrotados.

Casos palpables

En el caso de Súper Tienda Latino, en el sector El Pescaíto, la cola para poder ingresar al establecimiento era interminable, pues estaban sacando pañales, uno de los productos más buscado por los «bachaqueros» y revendedores. Muchos de estos ciudadanos que esperaban su turno, ofrecían dinero a los que iban saliendo para que se los vendieran.

De igual forma, en el Centro 99 de la Circunvalación Dos, bajo el inclemente sol, las personas esperaban poder entrar a comprar galletas de soda y harina de maíz. Desde tempranas horas, cada día, se observan las colas en este supermercado.

El objetivo principal es revender el rubro

Y en el De Candido del IPSFA, los compradores iban llegando para esperar su turno y ver qué iban a sacar, porque no visitan el súper por un rubro que necesitan en ese momento, sino que el objetivo del «bachaquero» o revendedor es comprar lo que vendan.

Carmen Méndez, quien se encontraba en el referido De Candido, destacó que «lo que asombra de la situación es que ya no se observan tantas personas wayúu en las colas, sino que son personas que se han dedicado al contrabando de extracción y a la reventa ilegal que cada día aumenta sin miedo».

En el Centro 99 de la C-2 las personas hacen la cola una cuadra después

En el De Candido del IPSFA no había nada, pero estaban esperando a ver qué sacaban

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente