Caen dos gotas y no se puede pasar

Los charcos invaden el centro de Maracaibo

charcos de agua
1 de noviembre, 2016 - 2:54 pm
Rafael Rivas / [email protected]

En el sector Los Plataneros del centro de Maracaibo, el agua empozada es un peligro para la salud y una preocupación para los buhoneros

Foto: Rafael Rivas

Maracaibo — Luego del intenso período de sequía, el centro de Maracaibo se ha convertido casi en su totalidad en una inmensa laguna; los transeúntes y comerciantes deben saltar y casi que nadar para llegar a su destino.

En el popular sector de Los Plataneros, los charcos y huecos son más comunes que los mismos buhoneros. La mezcla entre agua de lluvia, cloacas, aceites de motor y basura, son la carta de presentación para los pregones que anteceden a la venta de los plátanos.

charcos de agua«No hay forma de encontrar un canal por donde circule el agua, ya tiene más de un mes empozada; tenemos que venir a trabajar con esta agua en los pies, nosotros tenemos que usar baldes para carretear el agua hasta la cañada para que los carros pueden circular, sino perdemos la venta, y nadie hace nada para arreglarlo», refirió Yorman Lugo, buhonero del centro.

Los compradores y peatones que utilizan esta vía para llegar a su destino, se quejan por los problemas que acarrean estas lagunas en el centro de la ciudad, manifestando que no existe paso seguro.

«No tenemos por donde pasar, si vamos por el lado de la avenida hay una laguna que se come la mitad de la acera; si nos pasamos para la acera, está el charco de agua sucia, y por el otro extremo pasan los carros y te mojan, el olor es horrible no se aguanta», dijo Lorainis Azuaje, compradora.

Enfermedades

Oswaldo Márquez, miembro de la directiva de la Asociación de Plataneros del estado Zulia (Asovenplat), aseguró que muchas personas se quejan por la mala vialidad y la insalubridad que se vive en el sector y que afecta sus ventas. «Muchos de los buhoneros que se paraban a las afueras del estacionamiento donde se paran los camiones, se han tenido que mudar de las cercanías porque tenían que vender metidos en el agua y se enfermaban, algunas personas han dejado de comprar su mercancía aquí y esto nos afecta mucho», refirió Márquez.

De esta manera, el director de Asovenplat, denunció que los huecos en la vialidad sirven como pozos del agua sucia, lo que ha creado un malestar general entre los vendedores que se reúnen en el sitio y han presentado varias enfermedades.

«Para los camioneros que se quedan en las noches el olor y los zancudos son insoportables, cada tanto vemos como algunos compañeros empiezan a sufrir de diarrea y vómitos; hace poco tuvimos a uno de los vendedores hospitalizados por la picada de un zancudo», acotó Márquez.

Los vendedores reclaman que en varias oportunidades han pedido a los entes gubernamentales ayuda con este problema, «a lo que éstos han hecho caso omiso», aseveran.

«Solo le pedimos a las autoridades que arreglen las calles para que el agua no se empoce», exigió Márquez.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente