«Bachaqueros» vulneran captahuellas

4A
3 de julio, 2015 - 1:17 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Este aparato surtido por el Gobierno nacional ni siquiera  llegó a Bicentenario de 5 de Julio

Foto: Agencias

El sistema solo verifica las huellas de los usuarios frente a las  bases de datos del CNE

Maracaibo — Tras la eliminación de ventas por terminal de cédula en los establecimientos como Abastos Bicentenario y Farmatodo, la afluencia diaria de revendedores y contrabandistas se incrementó con más fuerza, burlando los captahuellas surtidos por el Ejecutivo nacional.

QUÉ PASA acudió durante los últimos cinco días a la misma hora, cual rutina de «bachaqueros» a la sede de Bicentenario de 5 de Julio y Farmatodo de Indio Mara, localizados uno cerca del otro, y constató cómo de manera descarada asisten todos los días las mismas personas,  incluso los de la tercera edad y los discapacitados.

Estos establecimientos, desde las primeras horas de la madrugada, son rodeados por más de mil personas en el caso de Bicentenario, están los revendedores que pasan primero y compran con distintas cédulas de identidad, existe amedrentamiento contra aquellas personas que no estén en su grupo y de la misma manera manipulan con su actitud amenazante a los trabajadores de la tienda para que los dejen hacer lo que quieran.

El captahuella finalmente no impide que alguien compre más de una vez durante la semana y que vaya de un establecimiento a otro por los mismos rubros, permitiendo así que aumente la práctica de la reventa y el «bachaqueo».

Un empleado de Farmato de Indio Mara, quien pidió resguardar su identidad, aseguró: «Esa máquina solo verifica la huella con el sistema del Consejo Nacional Electoral (CNE), pero no están conectadas con el sistema biométrico que funciona en los «súper» como Latino, De Candido, Centro 99 y otros (…), por eso la gente que se dedica a ‹bachaquear› recorre sin miedo ni control alguno todo lo que puede en un día para su negocio ilícito y más rentable que cualquier empleo formal».

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente