Hoy sepultan sus cuerpos

Las princesas bendecidas están con Dios

7 de octubre, 2016 - 7:42 am
Rosa Virginia Rondón / rosavirginiarondó[email protected]

«Ellas cumplieron su misión en la tierra. Vivieron más de lo que los médicos pronosticaron», dijo la mamá de las niñas

Foto: Archivo

Maracaibo — El corazón que compartían las «Siamesas Bendecidas», María de los Ángeles y María Gracia Parra Ugarte, dejó de latir la noche del miércoles 5 de octubre, luego de cinco años de sobrevivir contra todo pronóstico.

«Ellas cumplieron su misión en la tierra. Vivieron más de lo que los médicos pronosticaron», dijo a este rotativo Ana María Ugarte, madre de las niñas, quien se mostró serena y expresó su agradecimiento a «Dios por darme fortaleza para afrontar estos duros momentos, a pesar que he tenido instantes en los que he flaqueado. Era su (Dios) voluntad», añadió.

Ugarte recordó que no deseaban volver a Venezuela, debido a la situación económica del país; además, las niñas recibían atención médica en el Texas Children’s Hospital, en Houston, en donde los médicos decidieron no intervenir quirúrgicamente a las siamesas por no contar con la tecnología necesaria ni las probabilidades de que sobreviviesen a la cirugía, «el Señor no permitió que nos quedáramos en Estados Unidos para que se hiciera su voluntad junto a nuestros seres queridos».

Tal como lo ha venido reportando QUÉ PASA, la familia llegó al país en marzo. En los últimos tres días las Princesas -como les decían-,  «sufrieron bastante», hasta que su debilitado corazón  no soportó más.

«No es fácil. Me siento tranquila, pero cuando me acerco (al féretro) quisiera verlas caminar, escucharlas hablar, tenerlas conmigo», dijo la madre de las niñas.

Ugarte afirmó que «el milagro eran ellas, no había que buscarlo». Ratificó que ella y su esposo, Emilio Parra, amaban a esas princesas «pero es su voluntad y tenemos que aceptarla.  Ahora, están danzándole al Señor».

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente