La Chinita se bañó de pueblo

1441_REG---MISA---PROCESION---V-_01
19 de noviembre, 2014 - 1:58 pm
Redacción Diario Qué Pasa

 

Foto: Miguel Romero

Más de 40 mil personas asistieron a la solemne eucaristía pontifical y a la procesión que recorrió varias calles y avenidas del casco central de la ciudad. A su llegada fue recibida por el conjunto gaitero Barrio Obrero de Cabimas, que le dedicó varias canciones a la Reina Morena.

La imagen de la patrona de los zulianos, la Virgen de Chiquinquirá, estuvo acompañada por unas 40 mil persona.

Maracaibo ― «Gloria a ti, Casta Señora; de mi pueblo bravo y fuerte; que en la vida y en la muerte; ama y lucha, canta y ora…» Así coreaban con fervor los más de 40 feligreses que se acercaron hasta la Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá para celebrar los 305 años de la llegada de la Chinita a tierra zuliana.

La celebración comenzó a las 12:00 de la medianoche, del 18 de noviembre, con una serenata, posteriormente se llevaron a cabo nueve misas, una por hora. Sin embargo, a las 5:00 de la tarde fue que se realizó la solemne eucaristía pontifical, que estuvo oficiada por el excelentísimo y reverendísimo monseñor Aldo Giordano, nuncio apostólico de Venezuela.

Los himnos a la imagen milagrosa provocaron lágrimas en los devotos, quienes muchos de ellos han recibido favores de la Excelsa Patrona.

Durante la celebración de la santa eucaristía, el nuncio apostólico de Venezuela, Aldo Giordano expresó: «Estamos emocionados de rendir homenaje a Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá. Hoy pondremos en sus manos la vida de todos los venezolanos y en especial la de los zulianos».

«Este año el mensaje que nos trae la Chinita es que Dios nos ama por encima de todas las cosas. La Virgen María es la obra de arte de Dios, que la ve como su hija, Dios hijo la ve como su madre y el Espíritu Santo la ve como su novia y esposa. La Virgen María es la madre de todos los pobres», enfatizó el representante del Papa en Venezuela desde hace nueve años, quien a su vez destacó que le comunicará al papa Francisco, la emoción, devoción y fervor que sienten los venezolanos con la Virgen de Chiquinquirá.

Monseñor Aldo Giordano pidió a los presentes unirse en oración para lograr la paz y la prosperidad para Venezuela y el resto del mundo.

Al culminar la solemne eucaristía pontifical, el nuncio apostólico de Venezuela dijo: «En nombre del papa Francisco derramo miles de bendiciones sobre el humilde y luchador, pueblo zuliano».

Cabe destacar que la celebración de este año de la solemnidad de Nuestra Señora de la Chiquinquirá estuvo enmarcada en el bicentenario de la Batalla de La Victoria y la celebración de los 150 años del nacimiento del Doctor José Gregorio Hernández, para pedir la intercepción de la Virgen por su beatificación.

Procesión

Desde hace 47 años se realiza en la ciudad la acostumbrada procesión donde miles de devotos se reencuentran con la Reina Morena. La imagen milagrosa partió desde la Basílica y recorrió (salida): la avenida 12 (Padre Áñez) – Calle 97 (Providencia) – Avenida 15A (Ricaurte). Regreso: avenida 15A – calle 95 (Venezuela) – avenida 12 (Padre Áñez) – Basílica.

A su llegada la imagen de la Reina Morena fue recibida por el conjunto gaitero Barrio Obrero de Cabimas, que le dedicaron varias canciones.

Por su parte, monseñor Ubaldo Santana, durante la celebración de los 305 años de la llegada de la Chinita, anunció que la Arquidiócesis de Maracaibo contará con cinco nuevos sacerdotes.

Testimonios

De rodillas y con lágrimas que le cubrían su rostro, pagó su promesa por tercer año consecutivo. La Chinita salvó a su pequeño hijo, de 12 años, de una enfermedad no diagnosticada. Esta promesa se repetirá hasta que Alexis Núñez cumpla su mayoría de edad.

Alexis Núñez, padre, contó a su llegada, «mi hijo se desmayaba constantemente, le hicieron todo tipo de exámenes, pero no daban con la enfermedad. Un día vine a la Basílica a pedirle a la Chinita que me lo sanará, y a los pocos días mi hijo no sufrió más desmayos, desde entonces le prometí a la Virgen que vendría cada año de rodillas hasta que Alexis cumpliera 18 años».

Al igual que Núñez, Jenny Alvarado, desde hace seis años, cumple la promesa de caminar descalza toda la procesión, para agradecer a la Virgen de Chiquinquirá que su hija de tan solo 7 años fuera sanada de un tumor, «tengo mucho que agradecer a la Reina Morena, pues desde que mi niña nació la ha cubierto con su manto y ha permitido llenarnos de amor con su presencia».

Gobernador Arias Cárdenas asistió a la santa misa con su esposa Margarita Padrón de Arias y parte de su tren ejecutivo.

Devoción Mariana palpitó en el corazón de los marabinos

Desde tempranas horas de la mañana de ayer  centenares de devotos  se apostaron en los alrededores de la Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá para rendir tributo a nuestra Chinita amada.

Algunos con flores, otros con incesantes oraciones, llegaban de rodillas, descalzos o llorando a su altar, cumpliendo así las promesas hechas en agradecimiento a los favores concedidos por la Madre de Dios. Tal es el caso de la señora Emilia Nava, que desde hace cinco años, cada 18 de noviembre sale descalza desde su casa en Los Haticos para irse a pie hasta la Basílica.

La señora Nava realiza este recorrido vestida con una manta guajira bordada por ella misma con hilos, bellotas, pedrería  e incluso plumas: «Este año el traje lo llamé Noche de Desvelo porque al llegar del trabajo me dedicaba a bordar y tejer desde las 12:00 de la medianoche hasta las 2:00 de la mañana», destacó.
«Me habían operado de una histerectomía y tras ella venía una colotomía, le pedí a la Virgen que me sanara, que no permitiera que eso pasara y así fue, desde entonces no dejo de pedirle y de cumplirle porque si le pedimos con la seguridad de que obrará por nosotros, así será», expresó con fervor.
Fotoleyenda: Más de 100 bellotas, 200 piedras y 3 tapices guajiros componen el traje.

El gobernador del Zulia, Francisco Javier Arias Cárdenas, manifestó: «Como cada año asisto a todas las celebraciones de la Reina Morena y le pido la unidad, la integración, la fortaleza para construir el Zulia que siempre ha debido ser, la máxima potencia».

La alcaldesa de Maracaibo, Eveling de Rosales, expresó: «La Virgen de Chiquinquirá significa devoción, fe mariana de un pueblo que se reúne todos los años, no solo para pedirle a la Virgen sino para agradecerle tantos milagros».

El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, comentó: «Desde hace 18 años asisto a la celebración de la Virgen de Chiquinquirá. Le agradezco los favores recibidos y le pidió que proteja al pueblo del Zulia, así como a Venezuela».

La alcaldesa Eveling Trejo de Rosales durante la entrega de ofrendas estuvo acompañada por los gobernadores Henri Falcón y Henrique Capriles Radonski.

Comente