Un regalo de Navidad adelantado

La basura de unos es el tesoro de muchos

2B-1
6 de agosto, 2016 - 11:50 am
Rafael Rivas / [email protected]

Empleados de algunas zapaterías aledañas se acercaron para ver cómo la gente rebuscaba entre la basura los zapatos, no sabían de donde aparecieron estos artículos

Foto: Rafael Rivas

Maracaibo — La inflación desmedida y los altos costos en los calzados, para todos los géneros, han causado que las ventas en las zapaterías bajaran entre un 40 y 60% en los primeros ocho meses de este año 2016.

El día de ayer los transeúntes y vendedores recibieron la visita anticipada de San Nicolás, unas 15 bolsas negras y 10 cajas de zapatos fueron dejadas en la avenida Libertador a la altura del paso peatonal entre el centro comercial Lago Plaza y La Redoma.

En horas de la mañana los peatones se pasearon a un lado de los artículos abandonados sin prestarles mayor atención, fue hasta que llegó un perro y rompió las bolsas que se dieron cuenta del preciado hallazgo.

Los transeúntes no lo pensaron dos veces cuando se abalanzaron sobre los zapatos abandonados, rompiendo las cajas y las bolsas, hombres y mujeres se aglomeraron en la pequeña intersección sin importar los carros que pasaban a cada lado de la carretera.

«Fue una gran sorpresa, no sabemos de donde salieron estos zapatos, pero no podemos desperdiciar esta oportunidad, los zapatos están muy caros y no importa si se encuentran rotos, es más barato enviarlos a reparar que comprarlos nuevos», manifestó Zulay Vivas, quien escarbaba entre las cajas buscando los calzados.

Zapatos de todas las clases y tallas se encontraban entre los montones de cajas y bolsas, los transeúntes se abalanzaban unos contra otros en búsqueda de la magnífica oferta callejera.

«No sabemos de donde salieron esas bolsas, es todo un misterio, no sabemos si fue una zapatería que los botó por tenerlos acaparados por mucho tiempo o si fue un intento de robo y los malhechores olvidaron las bolsas, lo cierto es que las personas están haciendo fiesta con los zapatos», relató Marianela Espina, buhonera del centro.

Empleados de algunas zapaterías aledañas se acercaron para ver cómo la gente rebuscaba entre la basura los zapatos, no sabían de donde aparecieron estos artículos. «No hemos escuchado nada de una zapatería saqueada ni a nadie quejándose, es muy probable que tuvieran los calzados guardados por mucho tiempo en el depósito y por falta de demanda por los altos costos se dañaran y los botaran», así lo indicó Juan Manuel Prieto, trabajador de la zapatería Tazmania.

Sin importar el modelo, el color o el desgaste las personas movían cajas, rompían bolsas y metían las manos en los desperdicios que estaban debajo en búsqueda de los pares faltantes de los zapatos que ya habían encontrado.

«Temprano una señora que fue con una bolsa de zapatos casi nuevo, espero yo también encontrar unas gomas para mi hijo, ya tengo unos tacones para mí, tienen la suela despegada pero el cuerpo está entero, los enviaré a pegar y me los pondré», relató Aida Franco.

Conductores de carritos por puesto y particulares detenían la marcha de sus vehículos para observar este espectáculo que se desarrollaba en plena vía pública, muchos incluso estacionaban a un lado de la calle para observar mejor todo aquello.

Las personas que buscaban los zapatos entre la basura manifestaron que por los altos costos de los calzados fue muy buena suerte encontrar este regalo olvidado, asimismo algunas de estas personas gritaban en tono de broma mientras recogían los zapatos: «Ya tengo mis estrenos para diciembre».

Transeúntes del centro de Maracaibo buscaban zapatos entre la basura

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente