Invasores de terrenos del Madre Rafols se quieren quedar con lo que no es de ellos

FOTO 20 AAAAAAA-----JM
30 de junio, 2015 - 8:17 pm
Redacción Diario Qué Pasa

El grupo de personas se dirigió a este rotativo para pedir que les sean vendidos los terrenos

Foto: Virginia León

Maracaibo —
Luego de la denuncia publicada en QUÉ PASA sobre la invasión del ambulatorio Madre Rafols, ubicado en el sector Los Altos, vía a Los Bucares, las personas que están ocupando estas instalaciones y sus adyacencias, se acercaron a este rotativo para solicitar al padre Ocando Yamarte, fundador y motor impulsor de este importantísimo proyecto de salud, que escuche sus necesidades y «negocie con ellos».

Elizabeth Zambrano, una de las ocupantes, confirmó la participación de la dirigente de Voluntad Popular, Elizabeth Campos «La Kika» en el hecho: «La iniciativa fue de nosotros, que nos reunimos como comunidad y ella nos dio asesoría, nos dijo los pasos a seguir, pero no fue quien organizó la invasión, ni forma parte de ella», explicó.

Zambrano argumentó que la obra tiene 14 años de abandono y «sostiene que el padre Yamarte no tiene interés en pelear estos terrenos, a pesar de que él mismo denunciara y repudiara el hecho en entrevista exclusiva a este diario.

Los ocupantes de las instalaciones para el futuro centro de salud (ambulatorio), que forma parte del proyecto de avanzada Fundación Madre Rafols, que está concluido en un 70%, acusan a los consejos comunales de tener intereses propios: «La molestia de ellos es que no pudieron agarrar terrenos», señalan. Informaron que el pasado jueves a las tres de la tarde, la intendente de la parroquia Francisco Eugenio Bustamante, Elizabeth Castellano, escuchó sus propuestas.

Para ellos, se trata de un espacio que solo ha servido para «guarida de delincuentes», como lo refieren en una supuesta carta dirigida al Padre Ocando Yamarte, que al ser exhibida a esta periodista, se pudo constatar que la misma no tiene ni fecha  —con lo cual pudo haber sido escrita ayer o hace un mes—, ni señal de haber sido recibida.

También mostraron una comunicación a Monseñor Ubaldo Santana, recibida por la arquidiócesis en la que solicitan «la aprobación y colaboración para habitar un espacio de su pertenencia —de Monseñor Ocando Yamarte—», reconociendo así que están ocupando ilegalmente los terrenos que protege la organización Madre Rafols.

Desde el primero de junio, 73 familias invadieron este terreno. Se definen como personas sin vivienda que hasta ahora han vivido alquilados o arrimados sin tener recursos para acceder a un techo propio y aseguran que gente de la comunidad los apoya, hecho que intentan demostrar con un nutrido grupo de firmas en hojas blancas, sin encabezado, supuestamente respaldando un escrito titulado «información» —al igual que la carta sin fecha, este grupo de firmas que no están vinculadas a un escrito concreto, podrían respaldar cualquier alegato de acuerdo al interés de su tenedor—, en el que se explica que los ocupantes de los terrenos son padres de familias necesitados.

Comente