Intendencia desaloja Los Altos y lo vuelven a invadir

ENRIQUE-PARRA--INTENDENTE-DE-MARACAIBO--DIEGO-GRATEROL-(7)_01
20 de agosto, 2015 - 1:15 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Parra destacó que la invasión es un delito y solo corresponde al Estado venezolano la disposición de terrenos

Foto: Diego Graterol

«Hemos sido muy tajantes, se trata de una obra muy avanzada que debe concluirse para bien de la comunidad», aseveró Parra.

Maracaibo —
El intendente de Maracaibo, Enrique Parra, aseguró que no permitirán que sean invadidos y utilizados para otro fin los terrenos del ambulatorio Los Altos, ubicado en la parroquia Idelfonso Vázquez, perteneciente al sistema de salud Madre Rafols.

«Hemos sido muy tajantes, se trata de una obra muy avanzada que debe concluirse para bien de la comunidad», aseveró Parra.

El intendente informó que a pesar de seguir invadido desde principios de junio, en el terreno ya se han hecho dos desalojos, aunque no precisó fechas. El último se produjo hace tres semanas cuando la intendente parroquial Elizabeth Castellanos y el Cuerpo de Policía Bolivariana del estado Zulia desmontaron algunas precarias construcciones en el lugar.

Sin embargo, los invasores insistieron y se devolvieron al terreno. Parra informó que la intendencia está estudiando quiénes son las personas reincidentes para hacer otro desalojo.

Diálogo

Consultado sobre la dificultad que ha habido en este caso para rescatar el terreno, Parra explicó que el procedimiento a seguir debe ser agotar la vía del diálogo y no el uso de la fuerza: «El estilo nuestro es diferente, antes se resolvía con violencia, ahora en cambio se cita a las personas y buscamos soluciones humanitarias para que depongan su actitud».

Destacó que están conscientes de que quien invade «necesita realmente una vivienda» aunque fehacientemente explicó que no apoyarán a ningún invasor.

«La intendencia ha venido desarrollando un plan de cero invasiones, se trata de un delito, está prohibido y quienes invaden no solo serán desalojados, corren el riesgo de no poder beneficiarse de los planes de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV)», subrayó.

Parra fue enfático en aclarar que quien puede tomar un terreno y declararlo para la construcción de viviendas es el Estado venezolano a través de la GMVV por lo que han orientado a todos los que se dedican a estas prácticas a que participen en las asambleas donde se discuten los desarrollos urbanísticos.

Asimismo, indicó que en el caso de la otra invasión importante del sector, que es un terreno destinado para una cancha, ya ha sostenido reuniones con el consejo comunal. «Hemos venido interviniendo para aportar soluciones esperando que haya un desarrollo de las comunidades».

Además informó que en el sector hay un proyecto que contempla la construcción de 1.500 viviendas a través de la GMVV por lo que no se justifica las invasiones en estos terrenos donde ya hay proyectos planificados.

Culminación de obras

El intendente explicó que cuando los terrenos invadidos son privados, se insta a los propietarios a culminar los proyectos. Consideró que en el caso de este ambulatorio, se trata de una obra que debería culminar la Gobernación: «Lo sensato es que lo asuma quien pueda concluirlo, lo importante no es quien lo construya sino que beneficie a la comunidad», recalcó.

Sobre esta opinión ya se había pronunciado la Asociación Civil Madre Rafols (ACMR), rechazando la posibilidad de que les sea quitado un proyecto que fue diseñado hace más de 14 años y cuya construcción se ha llevado a cabo gracias al esfuerzo conjunto de las comunidades aledañas.

Jonás Boza, presidente de la asociación civil, aclaró a este rotativo que aunque la obra tiene 14 años, ha estado paralizada por falta de recursos aproximadamente siete años en los que se han hecho intentos de concluirla, pero no ha sido posible concretarlos.

Esta obra contará con dos salas de parto, 20 consultorios, sala de rayos X, tres sillas odontológicas, servicio de ecografía, laboratorio y emergencia. Está concluido en un 70% y en ese mismo porcentaje han sido adquiridos los equipos médicos para su funcionamiento, detalló Boza.

En octubre del año pasado, la ACMR suscribió un acuerdo con Corpozulia para la culminación  de esta obra, al igual que el hospital Madre Rafols, ubicado en la Circunvalación 2.

Comente