Inspección de piscinas es constante

1849_4AAAAA
18 de enero, 2016 - 4:06 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Los padres deben estar al pendiente del comportamiento de los niños al momento de bañarse en las piscinas

Foto: Miguel Romero

Multas oscilan desde 40 unidades tributarias y dependen de la gravedad del problema

Maracaibo — Las inspecciones que se les realizan a los complejos recreacionales en la entidad marabina son constantes para continuar con la prevención de accidentes lamentables.

Esta semana los fiscales adscritos a la Dirección de Protección Civil (PC) Maracaibo se desplegaron por los hoteles y restaurantes para reforzar las labores de inspección en más de 2 mil piscinas existentes en la entidad.

José Muñoz, director de Protección Civil-Maracaibo destacó que «la operatividad la ejecutamos de acuerdo a lo establecido en la ordenanza municipal Sobre Uso y Funcionamiento de Piscinas Públicas y Privadas del municipio Maracaibo, signada con el número 106-2014, en su artículo 4, publicada el 17 de febrero de 2014, que rige el óptimo funcionamiento de estas instalaciones durante todo el año».

Asimismo, indicó que «la finalidad es garantizar el óptimo funcionamiento de estos espacios y poder brindarle mejores protecciones para la vida de los bañistas, que incluye niños y adolescentes».

Caso Aguapark

El caso de Aguapark el director de PC-Maracaibo resaltó que «ya fue supervisado e inspeccionado y se le encontraron algunos detalles que ya se encuentran mejorándolos para poder seguir brindando el disfrute de los bañistas».

Este organismo municipal exige a los dueños de estos recintos la documentación en orden y la certificación de los guardavidas que allí se desempeñan.

Los espacios de aguas contenidas que no cumplan con los requisitos exigidos serán cerrados. La supervisión se fundamenta en lo expresado en la ordenanza municipal Sobre Uso y Funcionamiento de Piscinas Públicas y Privadas del municipio.

Inflables

Las personas que visitan este tipo de lugares deben tomar las previsiones necesarias, y vigilar permanentemente el movimiento de los niños para evitar accidentes lamentables.

Para los más pequeños que no sepan nadar, se recomienda comprar los inflables que venden a las afueras de estos lugares.

Kelly Orozco tiene más de siete años laborando frente al complejo recreacional El Bosque, ubicado en la parroquia Francisco E. Bustamante.

Los salvavidas oscilan desde 800 bolívares hasta 5 mil bolívares.

Comente