Tras aumento progresivo

«Incomprable», así se ha vuelto el costo del pollo en Maracaibo

2 A
22 de octubre, 2017 - 6:27 pm
Ana Paola Lizardo / [email protected]

El precio de la proteína varía de acuerdo a la zona donde este ubicada la carnicería

Foto: Ana P. Lizardo

Maracaibo – Al marabino se le hace «cada vez más difícil consumir pollo», y es que  el aumento de este rubro es «progresivo» según los consumidores, los mismos que se quejan debido a que «no les alcanza el sueldo pa´ comer».

En miras de corroborar denuncias de incremento en los precios de los alimentos, el equipo reporteril de este rotativo hizo un recorrido por varias carnicerías de Maracaibo, y pudo constatar que, efectivamente, el acrecentamiento de esta proteína se sigue dando «todos los días».

Precio variante

El precio del pollo varían según la zona en la que estén ubicadas las carnicerías; entre la zona norte y parte del sur,  oscilan entre 40 y 65 mil el kilo, mientras que al oeste del estado se calcula entre 29 y 35 mil.

Entre algunos de los precios que se pudieron observar están el del muslo que tiene un costo aproximado de Bs. 36.500, las alas de pollo en 37 mil, el filete de pollo en 64 mil, y los recortes entre  38 y 40 mil bolívares. Mientras que los rubros de carnes rojas se encontraban entre 65 y 68 mil.

Carniceros del sector «Altos del sol Amado» comentaron a QUÉ PASA que «las ventas han disminuido más del 50%. A nosotros nos surten todas las semanas y los proveedores nos llegan siempre con un precio distinto, por lo que los encargados deben hacer malabares para ajustar y no abusar de las personas y sin embargo no les da la base».

Por su parte, Juan Ferrer, de la carnicería Mi Rey, ubicada en el mencionado sector, agregó que «la gente antes llegaba y se llevaba hasta 3 pollos, ahora preguntan precios y si les parece muy costoso dicen que lo dejemos así».

Anny Díaz, encargada de otra carnicería,  afirmó que llevan más de un mes que no compran pollo debido a los altos costos. «La última vez que se vendió este rubro fue estaba en Bs. 17 mil, no quiero ni imaginar en cuanto estarán surtiéndolos ahora».

Milagros Carrizo, consumidora, dijo «hace años que no sé lo que es probar una pechuga o un muslo, en mi casa lo que comemos ahora son alitas o si no hacemos sopa de patas de gallina», comentó con un gesto desmotivado.

Por su parte, Antonio Andrade, exclamó molesto, «¡No sé qué creerá este gobierno, que somos ricos o qué, por qué no hacen algo. Que se aboquen a esto».

Palabras clave
, ,

Comente