Histeria colectiva por la leche en polvo

2A---1_01
26 de agosto, 2015 - 2:35 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Mientras todos los accesos a Enne de Fuerzas Armadas estaban cerrados la gente brincaba la cerca para entrar y salir  sin respetar a los militares

Fotos: Miguel Romero

Los ciudadanos opinaron que el Gobierno nacional «perdió el control de la situación». No existe respeto  ni a militares o policías

Maracaibo
— La mañana de este martes en los supermercados que vendieron leche en polvo completa fue un total desorden, en especial Tiendas Enne de la avenida Fuerzas Armadas, donde la gente se saltó la cerca para entrar y salir del lugar, todo por tres latas de un kilo de leche cada una, ignorando la presencia militar quienes—-con palos de estivas en mano— intentaban controlar a las personas desatadas.

Desde horas de la madrugada se fueron acumulando las personas en las afueras de Enne, y en el cumplimiento de evitar la pernocta en los establecimientos, los efectivos militares utilizaron perdigones para dispersar los tumultos agitados, según comentaron a QUÉ PASA los presentes.

A las 9:00 de la mañana estaban vendiendo, pero todos los portones de acceso estaban cerrados; parecía  toda una película de terror, los militares que estaban en el estacionamiento, eran muy pocos para la cantidad incontable de personas que se estaban saltado la cerca en sus narices, las ancianas, y hasta embarazadas saltaron el cercado sin medir las consecuencias.

Trascurrieron más de cinco horas de tensión. Pedro Moreno, señaló: «Llamé al 171 desde la 6:00 de la mañana porque esto lo podían saquear; hay un desorden, perdigones, y nadie respeta a esos muchachitos que hay de militares. Se necesitan medidas más firmes».

Finalmente, a la 10:00 de la mañana, abrieron el portón y se calmaron los animos cuando la gente hizo una súper cola para entrar a comprar la leche; gritaban en coro, «Dios mío solo tenían que abrir el portón».

Caos en los Estanques

La anarquía también reinó desde horas de la madrugada en el Centro 99 de Los Estanques, donde vendieron dos kilos de leche en polvo San Simón en presentación de bolsa de 900 gramos. La gente era mucha y la cantidad que al parecer tenía el supermercado no daba abasto para surtir a la multitud.

Dairubis Bastidas, habitante de Cristo de Aranza, confirmó que desde las 4:00 de la mañana ya las colas en Centro 99 y en Tiendas Miami de Los Estanques eran increíbles.

Por otro lado, Abastos Bicentenario de 5 de Julio atendió ayer una cola para los habitantes de la parroquia Chiquinquirá y otra para los foraneos por terminal de cédula, según la organización de los 23 consejos comunales, así lo informó, Elio García vocero del consejo comunal del Tránsito.

Lisley Quintero (46 años), habitante de Cristo de Aranza

«Así no se puede vivir, el pueblo tiene que alzarse, como cuando sacaron a Pérez Jiménez, entregué mi cédula a los policías y no me puedo ir».

Dairubis Bastida (19 años), habitante de Cristo de Aranza

«Tengo que ayudar a mis padres a comprar, en la tienda un kilo de arroz cuesta 300 bolívares y el aceite igual».

María Tubinez (56 años), habitante de Manuel Dagnino

«Presidente voté por usted para vivir bien, pero estamos en el mismo Infierno, por favor vea lo que pasa en el Zulia, no podemos comprar con dignidad».

En Tiendas Miami en Los Estanques la cantidad de personas superó en muchos las acostumbradas colas

Esta dama sufrió un desvanecimiento al frente de Centro 99 de Los Estanques

Comente