Adultos y niños buscan entre la basura el sustento diario

Hambre, tristeza y dolor abunda en el rostro de los marabinos (+Fotos)

REG - 120217 - NIÑO MENDIGO - MALECON - W CUBILLÁN (2)
13 de febrero, 2017 - 10:32 am
Nohelis Dávila / nohelisdá[email protected]

Niños, jóvenes, adolescentes, adultos y ancianos de la entidad zuliana, se acercan todos los días a los centros utilizados como bote de basura, para alimentarse y poder llevar el sustento a sus hogares

Foto: Wilmer Cubillán

Maracaibo — La inocencia en los niños es algo «sagrada», algo con lo que nadie debería jugar; tanto así, que a pesar de la situación país, quienes son de bajo recursos manifiestan felicidad, pero detrás de su mirada, un miedo y profundo dolor por el hambre que sienten sus estómagos, hablan por sí solos.

Conseguir el alimento del día se ha vuelto casi imposible en aquellos que no poseen trabajo o una fuente de ingreso, que le permita valerse por sí solo ante tantas necesidades que acarrea el venezolano actualmente.

Cientos de personas se alimentan de la basura y desperdicios que otros dejan en plenas avenidas de la región zuliana por ser «desperdicios» para unos, pero el pan de cada día para otros.

REG - 120217 - PERSONAS BASURA - LAS PULGAS - W CUBILLÁN (11)

Niños, jóvenes, adolescentes, adultos y ancianos de la entidad zuliana, se acercan todos los días a los centros utilizados como bote de basura, para alimentarse y poder llevar el sustento a sus hogares. Esto se pudo constatar, tras realizar un amplio recorrido realizado por el equipo reporteril de QUÉ PASA por el centro de la ciudad, y conversar con personas que sobreviven de esta manera.

«Esto es un medio de subsistencia, no tenemos alimentos, no tenemos empleo, no tenemos ingreso, en Venezuela no tenemos nada», la aseveración la hizo, Luis Fernández, quin desde hace un año aproximadamente hace la recolección de cartón y plásticos para su venta, y a través de ella alimentarse cada día.

Hablar de los niños, es algo que sobrepasa los niveles. Son incontables los menores que hacen vida en un botadero de basura, pero sobre todo, que a pesar de la crisis del país y la situación que padecen, mantienen una sonrisa en su rostro y son dentro de lo posible «felices».

Un menor de 10 años se acercó al grupo de reporteros y aseguró ser feliz en la situación en la que estaba, y al preguntarle por sus padres respondió: «Están muy cerca de mí, todos los días venimos a buscar los huesos para hacer sopa con el agua del Lago y así llenar nuestros estómagos que cada día se sienten más vacíos, pero yo, soy feliz».

REG - 120217 - PERSONAS BASURA - LAS PULGAS - W CUBILLÁN (1)

Otro menor de 8 años de edad que se encontraba en El Malecón comentó: «Si yo tuviese con quien irme, que me diera amor, me sacara de este mundo tan doloroso para mi estómago y para mí, yo sería inmensamente feliz, pero si alguien me viene a buscar mi mamá me va a pegar». Esto en referencia a que es una familia donde los seis niños de madre y padre, se encargan de ir a buscar el alimento del día.

¿Dónde están los encargados de velar por el bienestar ciudadano?

Una casa abrigo quizá sería la solución para ayudar a tantos niños, jóvenes y adolescentes que no pueden acarrear con tantas precariedades en la actualidad.

El simple hecho de ser menores les quita todas las ventajas de conseguir un empleo y poder mejorar, pero no solo se trata de conseguir un trabajo, cuando realmente Venezuela se ha convertido en uno de los países con mayor pobreza extrema, luego de posicionarse como una de las naciones más prósperas económicamente.

La pregunta radica en: ¿dónde están aquellas personas encargadas de velar por el bienestar de los ciudadanos, dónde está la LOPNNA, dónde está el Defensor del Pueblo, dónde están los ciudadanos que sacarían el país adelante por encima de cualquier circunstancia?,  —Gobierno— ¿quién responde la incógnita de estas personas cuándo el tiempo continúa pasando y las necesidades van aumentando?.

Entrega de bolsas de comida particulares, llegada del Clap o beneficios obtenidos en algunos casos en diversas zonas de la entidad, —y los de bajo recursos que yacen en el basureo— ¿quién se acuerda de ellos, quién responde por las necesidades básicas e incógnitas de ellos?

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente