Se quieren bajar de la mula pa' que salga libre

Habla otra de las víctimas de «El Gozón»

16 de octubre, 2016 - 11:18 am
Redacción Sucesos

La víctima afirma que no la violó, le practicó actos lascivos y fue abandonada en unos matorrales luego de que su cómplice se lo ordenara

Foto: Wilmer Cubillán

Maracaibo — Penoso y engorroso fue el momento que le tocó vivir a esta chica de 22 años.

Podría decirse que corrió con la suerte de no ser violada, pero pasó por el amargo trago de ser «toqueteada» por Miguel Ángel Fuminaya Molina (32), alias «El Gozón».

Le practicó actos lascivos, orden que fue recibida por su amigo. Un hombre de quien hasta los momentos se desconoce su identidad y se encuentra en libertad.

«Iba caminando por una de las calles de El Naranjal, visitaría a una amiga y el tipo ese desde su carro me preguntó una dirección, al acercarme para explicársela, me golpeó la cara y a la fuerza me metió dentro del carro».

La dama no imaginaría lo que le pasaría.

«Empecé a gritar y a golpearlo, pero me mostró un destornillador y me dijo que si no me calmaba me lo enterraría en la barriga».

Cuenta la agraviada que pese a su ira se calmó, intentó usar su celular, pero «El Gozón» la vio y la golpeó de nuevo en un brazo.

«Me amenazó de nuevo, pero esta vez puso el destornillador en uno de mis ojos y pensé que me mataría», recordó la muchacha.

A escasas cuadras se montó «un tipo delgado con una gorra que le cubría la cara y unos lentes oscuros, se cambiaron de puesto dentro del carro».

El recién embarcado tomó el volante y Fuminaya pasó al puesto trasero con la víctima.

«Recuerdo perfecto que el amigo ajustó el retrovisor.

«Ajá empezá pues»

Habría sido la frase que el conductor le soltó a su amigo.

«Me pidió que me quitara la blusa y alzó mi falda bruscamente», dijo ella en su declaración.

«Pasó su miembro erecto por mi cara, me acarició los glúteos y mordió mi oreja. De nuevo grité, pero esta vez me golpeó la cabeza con el mango del destornillador».

El amigo veía todo por el retrovisor, no decía nada, solo negaba con la cabeza».

¿Así está bien?

Ante la pregunta del sujeto, su chofer le contestó: «Así no, lo estás haciendo todo mal, no me excitas para nada, déjala en paz».

La chica por un momento imaginó que la matarían, pero el hombre acató la orden de su amigo sin poner ninguna objeción.

«Rodamos como 40 minutos más creo yo, y me dejaron tirada en unos matorrales, ya era de noche, estaba asustada, tomé un taxi que mi papá pagó en mi casa. No olvidaré su rostro jamás, lástima que no pude detallar a su amigo, solo vi que era delgado».

¿Mucho poder o mucho dinero?

Una fuente policial ligada a la investigación del caso, que ha conmocionado a la colectividad zuliana por tratarse de al menos 30 mujeres ultrajadas por Fuminaya y un amigo, presunto enfermo mental y presunta pareja del violador en cuestión, reveló que «El Gozón» tiene influencias en el campo penal que al parecer lo están ayudando para que el caso se «engavete».

«A las víctimas las hacen esperar por horas en medicatura forense para practicarles el examen, estas se obstinan y algunas se han ido» Manifestó la fuente.

Asimismo, trascendió que el abogado que llevaba el caso lo abandonó, pues reconoce la responsabilidad de su exrepresentado en el hecho.

Hasta los momentos un abogado público se ha hecho cargo, pero presuntamente, según la fuente, está renuente a defenderlo también.

Palabras clave

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente