Escasez farmacéutica limita SMO-LUZ

1853_4A
22 de enero, 2016 - 2:21 pm
Redacción Diario Qué Pasa

La inseguridad también está latente en esta dependencia de la Universidad del Zulia

Foto: Miguel Romero

El surtido de medicamentos es grave. Trabajan de acuerdo a proveedores

Maracaibo —
Otros de los servicios que se suman a la crisis presupuestaria de las universidades autónomas son los servicios médicos odontológicos (SMO)de la Universidad del Zulia. Hay carencia.

Lo que no permite el buen servicio y su limitación con los estudiantes, trabajadores y familiares de los empleados de LUZ, es la dificultad para conseguir los insumos médicos, pues los proveedores solo despachan lo que se consigue en el escaso mercado de medicinas con el que cuenta el país. La misma situación que atraviesan las farmacias.

El inventario de material médico es insuficiente. No hay insumos médicos. Daliana García, planificadora presupuestaria de SMO, señaló que «la falla más grave es en solución, indispensable para diluir medicamentos, pasar suero y un sinfín de usos. Hicimos un pedido de 500 bolsas y solo recibimos 200, y la respuesta que nos dieron es que nos distribuyen de acuerdo a su producción».

El pasado diciembre realizaron una jornada para la cual necesitaban dotarse de insumos, pero fue trabajo arduo porque recordó que «solicité ante el proveedor la cantidad de 10 sillas de ruedas, de las cuales solo recibimos 2».

A media máquina

«En cuanto a insumos es la misma situación que se presenta en el país. Carencias en medicamentos, material médico quirúrgico, sin embargo, se ha logrado conseguir los insumos mínimos para poder atender a los pacientes», dijo García.

El pasado año lo que permitió seguir ofreciendo el servicio fueron ayudas económicas brindadas por otras empresas, «eso es lo que llamamos ayudas por insuficiencia presupuestaria», enfatizó García.

Robos

En el período vacacional de agosto de 2015 se perpetró un robo en el área de servicios odontológicos, donde los malhechores se llevaron equipos de odontología, insumos y aires acondicionados.

Además en el estacionamiento también hurtaron las baterías, cauchos y otros accesorios de los vehículos de los trabajadores.

Daliana García, planificadora presupuestaria de SMO, aseguró que «trabajamos para tratar de suplantar algunos equipos poco a poco, pero todo dentro de lo que el presupuesto —mínimo asignado—  lo permita».

Comente