Escasez de repuestos ha golpeado fuertemente a los choferes de «carritos»

1620_REG- TRANSPORTE METROMARA- MR (11)
28 de mayo, 2015 - 4:58 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Los usuarios del transporte público piden que se incorporen más buses y se termine de una vez con el sufrimiento de tomar un por puesto

Fotos: Diego Graterol

La crisis que atraviesa este sector ha incrementado la especulación en el costo del pasaje de las pocas unidades que prestan el servicio

Maracaibo — Desde hace más de seis meses la situación del transporte público en la ciudad ha sido golpeada con la escasez de repuestos que atraviesa el país, por la complejidad para reponer la gasolina y por algunos choferes que han abandonado las rutas para dedicarse al «bachaqueo» de combustible o alimentos. Ante la ausencia de «carritos», las rutas alimentadoras del Metro de Maracaibo han servido como paliativo para muchos de los usuarios que sufren para llegar a sus destinos.

Rafael Colmenárez, presidente del Metro de Maracaibo, manifestó que «el modelo del transporte colectivo tradicional en la ciudad ha sido afectado por distintas circunstancias como la falta de repuestos, el «bachaqueo» de la gasolina, el costo del pasaje, diversos elementos que han afectado la oferta de lo que es el servicio que realmente deberían prestar estas unidades de transporte público».

Con respecto a estas rutas de Bus Metromara, el presidente del Metro destacó: «Esta iniciativa nació para complementar el servicio que ofrecen los transportistas y aminorar la gran demanda de pasajeros que hay en la ciudad».

Carritos desaparecieron

En vista de la falta de «carritos» en las diferentes rutas que hacen vida en la ciudad, los usuarios han migrado al uso de estas rutas implementadas para crear conciencia y cultura en lo que es mejorar el transporte colectivo de la entidad.

Colmenárez destacó que «el tema es que la oferta del servicio ha disminuido en grandes cantidades y la demanda cada vez es más alta, pues la población crece a diario, no hay carritos y hay menos buses».

El presidente del Metro resaltó: «Nosotros queremos que el servicio mejore, nosotros somos un complemento para el transporte colectivo, hay que mejorar la cultura del usuario para transformar el servicio».

Falta de repuestos

Por su parte, Erasmo Alián, presidente de la Central Única de Trabajadores del Transporte, destacó: «Lo que más está afectando al sector transporte es la falta de repuestos para los motores de los vehículos, como pistones, aros, conchas, bujes de leva, alternadores, motores de arranques, entre otros».

A su vez informó que la Proveeduría de Maracaibo cuenta con cauchos, baterías y algunos insumos que son de gran necesidad para los transportistas. «La semana pasada se atendieron más de 600 transportistas que les urgían los cauchos y baterías, pero necesitamos que la gente pueda importar los repuestos para que la situación con el transporte público mejore».

La mayoría de los carritos que están paralizados es por falta de motores, detalló Alián. «Un motor importado puede costar 250 mil bolívares, la Superintendencia de Precios Justos (SUNDDE) debe meter la lupa y el ojo porque los precios cada día son más elevados».
Asimismo, Alián agregó que las rutas del Metro han sido de gran ayuda para mejorar la movilización de los pasajeros. «Si no fuera por esas unidades que puso el Metro, la situación hubiese colapsado. Por eso el Metro debe trabajar en conjunto con los transportistas para indicarles cuáles son las rutas que de verdad necesitan de ese buen servicio que están prestando».

Del mismo modo, agregó que las rutas más caóticas de la ciudad son Los Robles, Los Haticos, Sabaneta, Pomona, Socorro, La Limpia, Delicias, Bella Vista, 18 de Octubre y barrio San José.

Alián hizo un llamado a los tres niveles de Gobierno a que se unan para recuperar la situación crítica que está viviendo el transporte público en la entidad. «Los usuarios se merecen unidades dignas para poder brindar un servicio de calidad, queremos que el Gobierno le meta unidades nuevas a las distintas rutas, tenemos que modernizar el transporte».

Del mismo modo, Gladys Suárez, presidenta de la Federación Bolivariana de Transporte del estado Zulia, enfatizó que el 60% de las unidades de transporte público se encuentran paralizados por falta de repuestos. «Los choferes no encuentran los repuestos necesarios para poder salir a trabajar, la inflación cada día es más grande, lo que hoy vale un precio al otro día amanece más caro, de verdad que el sector transporte está viviendo una gran incertidumbre».

Suárez exhortó a los usuarios a que denuncien cualquier irregularidad con respecto al costo de los pasajes, pues debido a la falta de transporte hay choferes inescrupulosos que quieren abusar de los pasajeros.

Chip de la gasolina

Con respecto a la colocación de la Tarjeta de Abastecimiento de Gasolina (TAG), William Basabe, presidente de la Liga de la Confraternidad de Transporte del estado, destacó: «La decisión que tomó la Gobernación del Zulia de suspender la utilización del chip en algunas bombas es buena para que los compañeros que no han podido instalar el dispositivo lo puedan hacer con normalidad y así poder trabajar con tranquilidad, pues el problema del combustible también está afectando el transporte público en el Zulia».

Y con la falta de repuestos agregó: «Nosotros mantenemos nuestra posición de ayudar a los transportistas para resolver el problema de los repuestos, pero la situación es difícil, no se consigue nada para armar un motor, los precios están elevados, aquí no hay control en las ventas de los repuestos, cada quien cobra lo que quiere, todo aumenta de acuerdo al dólar (paralelo) y esta inflación no puede continuar así, sino el transporte público tendrá que desaparecer».

Rutas alimentadoras

Este servicio de los buses Metromara cuenta con varias rutas que han beneficiado a la población conectando a los usuarios por las principales avenidas de Maracaibo y San Francisco.

Las unidades de Metromara en el último trimestre del 2014 movilizaron alrededor de 100 mil usuarios. Al respecto, Colmenárez informó que en los próximos días estarán ofreciendo un balance detallado ruta por ruta de todos los usuarios que han sido beneficiados con el servicio.

El presidente del Metro recalcó que ellos no quieren que el transporte convencional de la ciudad desaparezca. «Nosotros estamos creando rutas en las avenidas principales, no vamos a cubrir toda la ciudad, el transporte se debe reordenar y continuar brindando el servicio que de verdad se merecen los usuarios».

Satisfechos con Metromara

*Karen Iguarán, parroquia Francisco E.  Bustamante:

«Ya no quedan carritos en las rutas, todos están malos y los que hay cobran carísimo el pasaje, en cambio en estas rutas el pasaje es económico y uno va cómodo».

*Nayer Valbuena, parroquia Cecilio Acosta:

«Estas rutas han sido lo mejor que han podido crear, el transporte público está especulando mucho con los precios del pasaje y aparte condicionan la ruta».

*Alberto Venega, La Concepción:

«Antes de utilizar estas rutas agarraba el bus de La Concepción y era muy incómodo y querían cobrar lo que a ellos les pareciera. Estas unidades son seguras y económicas».

*Vanesa Infante, parroquia Venancio Pulgar:

«Los choferes abusan con el cobro del pasaje, sabemos que los repuestos están caros pero tampoco para abusar de los pasajeros, ahora yo agarro estas unidades, voy cómoda y segura».

*Elexia Monroy, parroquia Venancio Pulgar:

«Las rutas son cómodas, pero deberían llegar más rápido porque hacen esperar al pasajero, el transporte público convencional ya no se puede utilizar son puras cacharras y cobran lo que quieren».

Comente