Triste y alarmante, hay más casos en la Sierra

En el Chiquinquirá hay siete niños desnutridos

Los pequeños Calvin y José esperan la ayuda del Gobierno para seguir viviendo sanamente
25 de junio, 2016 - 10:53 am
Delsy Fernández / [email protected]

Pese a las donaciones de almas caritativas que han recibido los pequeños aún faltan muchas más cosas, ropa, zapatos, pañales, sabanitas y vitaminas

Foto: Delsy Fernández

Maracaibo — La situación es triste, pero la palabra precisa sería alarmante. Un total de siete niños procedentes de la Sierra de Perijá se encuentran recluidos en el piso número 3 del área de nutrición del Hospital Chiquinquirá, presentando un cuadro grave de desnutrición. Los pequeños Calvin y José de un año y 11 meses, respectivamente, son los más afectados. Ambos fueron remitidos del hospital Noriega Trigo a este centro hospitalario.

Pese a las donaciones de almas caritativas que han recibido los pequeños, aún faltan muchas más cosas como ropa, zapatos, pañales, sabanitas y vitaminas.

José tiene 11 meses de edad, cuenta con un peso de 3 kilos 780 gramos; durante su reclusión no ha aumentado de peso. Necesita fórmula para recién nacidos, ya que es lo único autorizado por la nutricionista que puede ingerir el infante.

Por su parte, Calvin tiene año y medio; ayer presentó fiebre y diarrea, pesó 5 kilos 300 gramos. Desde su hospitalización aumentó 200 gramos.

Otros cinco niños se encuentran en situaciones similares, uno de ellos tiene 5 años y presenta condiciones especiales, tampoco puede caminar y es cuidado por su abuela de avanzada edad.

Las madres de los pequeños hablan poco español, entre lo que pudieron manifestar, fue la inmensa necesidad de alimentos. «En la Sierra tenemos una «socola», la cual describió como una «tumba» donde siembran quinchoncho, plátano, papa y otros alimentos. «Pero no es suficiente para todos», dijo la mujer.

La situación sigue siendo alarmante, pues pudo conocerse por la misma mujer que «en la Sierra existen muchos más niños en la misma condición».

Menaida, Jaidelina e Inés son los nombres de las madres yucpas, preocupadas por el estado de sus hijos.

Sensibilización

QUÉ PASA tuvo la oportunidad de conversar con la primera dama del Zulia, Margarita de Arias, y se le informó acerca de la triste situación de estos niños. «Está bien, tomaremos cartas en el asunto», manifestó.

Seguidamente su asistente tomó nota del caso. Se espera que en próximas horas los infantes reciban buenas noticias por parte del Ejecutivo regional.

Comente