El pescado será el gran ausente en la Semana Mayor

qpplaceholder
30 de marzo, 2015 - 12:06 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Carmen Salazar

«No podemos perderle y la vendemos a Bs. 250. Pero todo depende del precio que nos venden, si compramos barato, vendemos barato, pero eso no sucede, cada día incrementan más los precios», aseguró el comerciante.

San Francisco — Inició la Semana Santa y la afluencia de compradores en el mercado del pescado en San Francisco ha mermado. Por los elevados precios del producto muchos deciden descartarlo de la mesa en estas fechas.

El constante en el popular mercado, ubicado en la avenida 5, cerca del sector San Luis, es la merma en la diversidad y costo del pescado, el cual deben adquirirlo en el Mercado de Mayoristas del Sur o esperar que algún cavero les despache.

Nancy Hernández, propietaria de uno de los puestos del mercado aseguró que los vendedores de este rubro están desasistidos y dependen de lo poco que le dejen los grandes compradores que se llevan, según ella, la mayoría de los productos del mar hacía Colombia.

Néstor Guerra, también propietario de un puesto dijo que se les hace imposible vender pescado barato cuando les venden una palometa a Bs. 180 el kilo  y su precio debe ser entre Bs. 80 y Bs. 100.

«No podemos perderle y la vendemos a Bs. 250. Pero todo depende del precio que nos venden, si compramos barato, vendemos barato, pero eso no sucede, cada día incrementan más los precios», aseguró el comerciante.

No hay variedad

El más ausente en el mercado es el atún, esta especie de gran demanda en la zona no pueden adquirirla los pequeños comerciantes dado a su alto valor de adquisición de Bs. 580 o Bs. 620. Algunos han intentado cubrir las peticiones de los usuarios y lo expenden desde Bs. 780 a 800.

El resto de las especies como corvina, bagre, cachama tienen precios desde Bs. 250 hasta Bs. 400. Mientras que el jurel, mero, pargo y carite están desaparecidos de su lista de opciones.

Hasta la fecha estas personas no cuentan con una organización que los agrupe, solo su trabajo les da la posibilidad de mejorar la infraestructura de los locales, pero la entrada de dinero es mínima para realizarlos, ya que deben invertirlos en gastos diarios como compra de hielo, bolsas, transporte y otras necesidades.

Indicó Morales como el resto de sus compañeros que a Mercasur lo proveen del El Moján, San Luis, La Cañada, Barranquitas y Los Puertos, pero cuando van a buscar se encuentran que les han dejado el bagazo y la basura. Para el vendedor solo vasta con darse una paseadita por las alcabalas de Maicao para ver todas las cavas pasando con la anuencia de los guardias nacionales hacia Colombia.

«Creo que allí es donde deben estar los de la SUNDDE y no atacar a los minoristas por los precios, porque en ese mercado y los grandes compradores esta el negocio ilegal y de machaqueo hacia Colombia».

Vendedores de pescado aseguran que no hay una organización que los agrupe

Comente