El alcoholismo es enfermedad, no sinvergüenzura

1989_a2_01
15 de junio, 2016 - 1:17 pm
Redacción Diario Qué Pasa

 

Brunilda Báez visitó QUÉPASA para dar a conocer las actividades que realizarán por el aniversario de AA

Foto: Elseny Martínez

Amigos de Alcohólicos Anónimos brindan su apoyo para que más personas en situación de alcoholismo, asistan y reciban la ayuda necesaria

Maracaibo — Brunilda Báez, amiga de Alcohólicos Anónimos, se acercó a QUÉ PASA para invitar a la colectividad al tercer foro «Alcoholismo: problema de salud pública». Báez explicó que el propósito del foro es dar a conocer que el alcoholismo es una enfermedad y que quienes la padecen no deben ser tratados como sinvergüenzas, sino como enfermos que necesitan ayuda.

El foro dirigido a todo público, se realizará en el Maczul mañana 16 de junio a las 9:00 de la mañana y la entrada será gratuita.

«El alcoholismo es una enfermedad biológica conductual hereditaria. Existe un gen que predispone a padecerla, es decir, el gen se activa con la ingesta de alcohol. Hay bebedores que pueden ingerir licor y parar al momento de creerlo necesario, pero alguien que tenga este gen siente avidez insaciable de beber más licor y no poder parar, pese a sentirse mareado», explicó Báez.

Señaló que un «no alcohólico excreta la totalidad  del licor mediante fluidos normales del organismo como orina, heces y sudor; pero en un alcohólico es distinto porque el 20% de la sustancia queda en el organismo para siempre y se convierte en Tetrahidroisoquinolina, una sustancia altamente adictiva que va al sistema nervioso y es lo que da la necesidad de beber alcohol.

La también excustodia clase A de Alcohólicos Anónimos, resaltó que «se trata de una enfermedad incurable pero que se puede tratar con la ayuda de profesionales en el área y con el apoyo familiar». Paúl, miembro de esta organización, explicó que «Practico el plan de las 24 horas. 24 horas sobrio todos los días. Cuando me siento tentado ocupo mi mente en compartir con mi familia o en trabajo y si voy a una fiesta me digo a mí mismo y a los que estén conmigo: Hoy no bebo», aseguró Paúl.

Comente