DSI cerró accesos al rectorado nuevo de LUZ

1850_foto-4-a_01
19 de enero, 2016 - 12:35 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Piden la disolución de la comisión de reingeniería para la seguridad en LUZ

Foto: Wilmer Cúbillan

Denunciaron que la Dirección de Seguridad Integral de LUZ  «es un desastre»

Maracaibo — Desde tempranas horas de la mañana de ayer, miembros de la Dirección de Seguridad Integral de (DSI) de la Universidad del Zulia (LUZ), cerraron los accesos al rectorado nuevo y se apostaron en sus adyacencias en señal de protesta, por «la falta de instrumentos de trabajo y carencia de planes de trabajo que les permita combatir la inminente inseguridad que embarga la máxima casa de estudios».

Jesús León, representante de Soluz ante la DSI, indicó: «Queremos denunciar las irregularidades que se han venido presentando desde que el Consejo Universitario designara una comisión de reingeniería para la seguridad en LUZ, que desde que se instaló ha convertido la DSI en un desastre», expresó.

Descenso

Detalló que «cuando la comisión se instaló habían tres camionetas para el patrullaje, pero hoy no hay ninguna; de igual modo, habían 25 motos operativas también para el patrullaje interno y externo del campus universitario, habían 50 radios en funcionamiento para la comunicación entre los funcionarios y la central de operaciones, actualmente hay de cinco a 10», dijo.

Asimismo, destacó que para julio de 2015 la comisión de reingeniería recibió un monto de 10 millones de bolívares: «de los que no hemos visto ni un radio nuevo», apuntó León.

La culpa

León señaló que en los últimos meses se le ha atribuido la culpa de los robos y hurtos  acontecidos en la casa de estudios a los funcionarios de seguridad, cuando la falta de instrumentos y vehículos es lo que impide que puedan cumplir con sus labores.

«Anteriormente teníamos planes de seguridad que aunque no eran los idóneos, al menos se cumplían, incluyendo el plan Patria Segura», dijo León. Cabe destacar que con relación a los recientes robos en la Dirección de Cultura y el comedor central del alma máter, los manifestantes aseguraron que no habían funcionarios de la DSI custodiando los referidos lugares, sino trabajadores de la empresa privada Oseinca, que aparentemente ganó la licitación a principios de enero de 2015, para brindar servicios de seguridad en LUZ.

«Solicitamos condiciones de trabajo para poder prestar el servicio que se merece la comunidad universitaria, también el cese de la comisión de reingeniería, que paren el acoso en contra de los dirigentes sindicales, y descongelen los ascensos y asignaciones  de cargos. Nosotros vamos a dar 48 horas para que nos den respuesta, de lo contrario vamos a radicalizar las acciones», argumentó León.

Comente