¿Son estas acciones las causantes de que personas no crean o estén apartadas?

¡A costilla de Dios! «Cristianos» se lucran pidiendo en el centro de la ciudad

2A
25 de abril, 2017 - 8:56 am
Haroldo Gutiérrez [email protected]

«No os dejéis engañar, de Dios nadie se burla; pues todo lo que el hombre siembre, eso también segará»: Gálata 6, cap. 7

Foto: Haroldo Gutiérrez

Maracaibo — Son las 5:00 de la mañana y ya comienza a sonar el despertador. Muchos marabinos se preparan para empezar con  buen pie su faena, como por ejemplo los trabajadores del comercio que hacen vida en el casco central de la entidad zuliana.

Vendedores y traseúntes están preparados; todos juntos como hermanos, inclusive los «predicadores de la palabra de Dios» que se concentran en varios puntos especificos del centro de la ciudad, desde «Los Plataneros», el centro comercial Plaza Lago, Las Playitas y el conocido Callejón de los Pobres.

Al ritmo de canciones cristianas, comienzan a hablar de las buenas nuevas de Dios, para posteriormente pedir un pequeño aporte; dichos fondos son supuestamente para «obras benéficas de la Iglesia, y para un centro de rehabilitación llamado Oasis, ubicado vía a La Cañada de Urdaneta», aseveró José Terán, predicador y misionero de la iglesia Luz del Mundo, a quien conseguimos en el populoso Callejón de los Pobres.

QUÉ PASA investigó

El equipo reporteril de este rotativo fue hasta el centro de rehabilitación con el nombre Oasis; estando en el lugar se pudo constatar que dicho centro de rehabilitación Oasis no existe, pero sí, un club campestre con el mismo nombre.

Trabajadores del club Oasis hablaron con el equipo de QUÉ PASA y contaron que el mismo «abrió sus puertas en el año 2009 y desde ese entonces ha sido un balneario para el disfrute de quien visite el lugar».

Por tal motivo se investigó por redes sociales, las cuentas asociadas al club campestre que según los predicadores «existe como refugio y rehabilitación de personas con problemas de drogas» y pudimos confirmar que sus actualizaciones tienen fecha del 2011. La pregunta es ¿si realmente este centro de rehabilitación existe, cuál es su dirección real?

Engaño

¡Entonces!  ¿Están predicando ciertamente las buenas nuevas de Dios, o están usando el nombre del Rey de Reyes para delinquir?

La palabra de Dios dice claramente en el libro de Marcos, capítulo 16, versículo 15: «Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura». Y en uno de sus diez mandamientos está el que dice «NO ROBARÁS». ¿Si realmente estas personas cumplen lo que Dios mandó, de predicar el evangelio a toda criatura, por qué no cumplen lo que dice uno de sus                                           mandamientos?

Palabras clave
, , ,

Comente