¡Amanecemos nuevamente sin policías en el casco central!

Comerciantes tienen la avenida Libertador de estacionamiento

SAM_6585
12 de agosto, 2017 - 9:01 pm
Harold Mejía/[email protected]

Los choferes de tránsito se quejan por el estacionamiento que hicieron arbitrariamente los dueños de los locales de Bingo Reina y La Redoma, a lo largo de la Av. Libertador

Foto: Referencial

Maracaibo — Entre basura, charcos de aguas negras, semáforos dañados y colas, los trabajadores del transporte urbano también deben esquivar un estacionamiento improvisado que se encuentra a lo largo de la avenida 100, conocida como Av. Libertador, justamente al frente del comercio Bingo Reina y en La Redoma.

Esta situación incómoda a los choferes porque deben atravesarse en la vía para dejar a sus pasajeros y provoca a la vez embotellamientos.

Un conductor de la línea Pomona habló con QUÉ PASA y explicó sus inquietudes, atribuye este problema a la Alcaldía de Maracaibo, la Policía de Maracaibo y a la Policía de Tránsito, adscrita a la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

«Los dueños de las tiendas que están en Bingo Reina tienen el paso peatonal como estacionamiento, son a veces ocupados hasta dos canales», aseguró Alberto González, chofer de Pomona.

Asegura que la situación provoca largas colas y molestias, pues «en el centro la vida se vive agitada y con pararte a dejar un pasajero medio a medio de la calle te ganas un insulto», refirió González.

Sostuvo que mientras no haya dolientes no habrá una solución.

Centro inseguro

González indica que esta falta de respeto acrecienta cada vez más por la falta de cuerpos de seguridad que se veían anteriormente con regularidad, pero ahora no están «ni para marañear».

«Sin policía municipal que esté pendiente del rayado amarillo es difícil que todo vuelva a la normalidad, aquí en el centro te roban porque no hay policías, aquí no hay semáforos y nadie los arregla, hay basura y nadie la recoge y se presenta ese inconveniente y no aparece ni Tránsito para solventar».

El señor Alberto González recordó los tiempos de una ordenanza municipal completa, que se preocupaba por la calidad de la ciudad, pero expresa con una cara triste cómo la ciudad cada día que pasa se ve más opaca.

El llamado es a los entes competentes para solventar la desagradable y desordenada situación.

Comente