El Diep de Polimaracaibo les retiró la mercancía

Comerciantes «alebrestados» rechazan la fiscalización en La Curva de Molina

Curva
29 de mayo, 2018 - 5:49 pm
Lorena Urbina/ [email protected]

A quienes le decomisaron la mercancía en La Curva de Molina exigían y otros suplicaban que esta les fuera devuelta ya que con esto sustentan a sus familias

Foto: Lorena Urbina

Maracaibo-Hoy, en horas de la mañana, la alcaldía desplegó un plan permanente de fiscalización y supervisión de comercios y transporte en La Curva de Molina, que tuvo el total rechazo de los comerciantes que hacen vida allí.

Según los dueños de las «mesitas bachaqueras», la alcaldía atropelló sus derechos al ordenar que les quitaran la mercancía y afirmaron que un camión blindado de la División de Inteligencias y Estrategias Policiales (Diep) de Polimaracaibo se llevó toda la mercancía (arroz, azúcar y harina de maíz).

Los transeúntes reclamaban a los funcionarios policiales que en vez de llevarse los productos de la canasta básica, debían repartirlos para que así se viera que el trabajo es en realidad para beneficiar al pueblo; y alegaron que de llevarse los alimentos serían solo para el beneficio de los policías.

En representación del gremio de vendedores, Rigoberto Marín, presidente de la Asociación de Comerciantes de La Curva de Molina (Asocurva), le expresó personalmente al alcalde de Maracaibo, Willy Casanova que no está de acuerdo con el «atropellamiento que les está haciendo la gente del Diep» llevándose la mercancía.

Agregó que los productos que allí se distribuyen son colombianos o venezolanos que se revenden en lugar se le fija el precio que a su percepción es más económico que en establecimientos privados y puntualizó que los artículos de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), no son vendidos en «La Curva».

«Los del Diep agarraron las cestas y no dejaron ni siquiera que uno les hable. ¿Por qué si en todas las mesas de trabajo (entre Asocurva y Casanova) llegaron a unos acuerdo que debieron haberse hecho meses atrás vinieron ahora para atropellarnos?», enfatizó Marín.

 

Por su parte, el titular de la alcaldía se comprometió a revisar lo que Marín le plantea y le señaló que las acciones que se estaban tomando hoy, se hicieron por los cobros variantes entre las modalidades de pago, y quienes abusan de las necesidades de los ciudadanos, para así lograr el orden en ese mercado.

Otros representantes le acotaron al mandatario municipal que los problemas en el punto de comercio también se presentando por el ordenamiento y distribución de los vendedores y «bohuneros».

«He visto como funcionarios del Imtcuma (Instituto Municipal de Transporte Colectivo y Urbano de Maracaibo),  que «martillan» a los choferes  de transporte público para dejarlos circular pese a que cobran más de lo establecido, tienen que estar acompañados por la policía para que las fiscalización sea más justa» puntualizó Randy González vocero del mercado.

A lo que Casanova respondió que el operativo tiene incluido funcionarios de distintos institutos y será de forma permanente, para además lograr el ordenamiento de los espacios públicos.

A quienes le decomisaron la mercancía exigían y otros suplicaban que esta les fuera devuelta ya que con esto sustentan a sus familias.

La panadería Jesucristo Es Mi Pastor, cerró sus puertas durante la fiscalización por medidas de seguridad ya que la tensión se hacía sentir en el popular mercado y temían que fueran saqueados.

Jean Carlos Martínez, el titular de El Servicio Desconcentrado Municipal de Administración Tributaria (Sedemat), se comprometió a reunirse con Rigoberto Marín para explicarles que procede luego de el decomiso de los productos, expresó Marín a Qué Pasa.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente