CEI Dolores Vargas lleva dos años en ruinas

1779_PRINCIPAL_01
5 de noviembre, 2015 - 1:47 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Antes (27 de noviembre de 2013); después (agosto de 2014) estructura donde se demolieron ocho aulas del preescolar y en la actualidad todo continúa igual

Fotos: Archivo

La justicia falló por la escuela, pero la familia Gil debe ser reubicada

Maracaibo — Los días 28 y 29 de noviembre del año 2013 en las ediciones N° 1.097 y N° 1.098, QUÉ PASA informó en exclusiva la grave disputa que existía entre el Centro de Educación Inicial Dolores Vargas de Urdaneta y la familia Gil Bassa, momentos cuando la directora del colegio, Norman de Yánez, denunció vejaciones a las que eran sometidos por Gil.

German Gil, ocupante de los terrenos que considera propiedad privada, ubicados entre las avenidas 26 y 25 con calles 68 y 69 del sector San María, parroquia Chiquinquirá, provocó diversos encuentros ante los entes judiciales.
En agosto de 2014 durante el período vacacional, la familia Gil realizó la demolición parcial de áreas utilizadas por la escuela, y desde el período escolar 2014-2015 salieron de la sede educativa.

Todo un revuelo público se tornó por el caso de la demolición del Dolores Vargas de Urdaneta, donde participaron el Juzgado Cuarto de Primera Instancia en lo Civil y Mercantil a cargo de la jueza Íngrid Vásquez; el Consejo Municipal de Derecho de Niños, Niñas y Adolescentes del municipio Maracaibo (Comudennam); la autoridad única en Educación de entonces, Antonio Castejón, y la procuradora general del  Zulia, Yaneth González.

Para el 23 de septiembre de 2014, González expuso: «La jueza revocó la sentencia donde reconoció y dictaminó una medida judicial hacia aquellos que cometieron atropellos en la institución; por lo tanto, el ciudadano que habita en ella tendrá que desalojar para poder dar espacio a la rehabilitación y al próximo recibimiento de los estudiantes y docentes».

Por su parte, Castejón declaró que «tras estas acciones legales hechas por la procuradora general del estado Zulia y el colectivo jurídico de educación, queda en nuestras manos el CEI Dolores Vargas de Urdaneta, donde será restituido a favor de nuestros niños, maestros y representantes».

En la actualidad

La directora del plantel, Norma Yánez, informó que por decisión del Tribunal de Protección al Menor del estado Zulia y dictamen, falló a favor de la escuela, pero le otorgó el beneficio al ocupante (German Gil) y su familia de que sea reubicado a una vivienda por tener cuatro niños menores de edad, con la condición de estar en la misma zona para garantizar la continuidad de los estudios de sus cuatro nietos.

Pero hasta ahora todo sigue igual, sin clases, cumpliendo horario; mientras Gil vive y explota comercialmente el terreno.

ANTES

Comente