Tienen más de 30 «trochas» ilegales hacia Colombia

Catatumbo y Semprún piden pasos fronterizos legales

5 de octubre, 2016 - 7:31 am
Edwin Urdaneta / [email protected]

En Catatumbo se habla de unos 10 pasos no formales, que conectan con Colombia por caminos con puentes y zonas de paso con vegetación

Foto: Referencial

Sur del Lago — En dos municipios del estado Zulia sus autoridades requieren cuanto antes que el Ministerio de Interior, Justicia y Paz, evalúe junto a la Presidencia de la República y las cancillerías de Venezuela y Colombia, formalizar dos nuevos pasos binacionales, que permitan a sus ciudadanos acceder a los planes estratégicos implementados entre Bogotá y Caracas, para tener la oportunidad de comprar alimentos e insumos de salud en suelo neogranadino.

Se trata de las jurisdicciones Catatumbo y Jesús María Semprún, municipios zulianos cuyos pasos no formalizados han propiciado un tránsito y tráfico ilegal de personas que buscan alimentos —en primera instancia—, así como mercancía seca; además permiten que las mafias delincan transportando rubros estratégicos, combustibles, entre otros, por las llamadas trochas o también conocidos como caminos verdes.

En Jesús María Semprún existen al menos 21 pasos ilegales que conducen hacia el vecino municipio colombiano de Tibú, en el Departamento Norte de Santander, donde el paso de alimentos en gran medida circula de manera ilegal, y recientemente unos 250 comerciantes sólo han formalizado el paso de mercancías para venderlas en las poblaciones de esa localidad zuliana, tras el decreto del Gobernador de Zulia, Francisco Arias Cárdenas y luego de restablecerse el paso de mercancías entre ambas naciones.

Propuesta

Sin embargo, para el presidente del Concejo municipal por la fracción del PSUV, Freddy Guevara, desde hace seis años está en pie una propuesta para que el Ejecutivo nacional asienta en la consolidación de un paso binacional similar a Orope y Boca de Grita.

Sería el denominado camellón Jota 10 conocido por los lugareños como la Pica Dos (2), ubicado en la vía del asentamiento Playa del Socorro, sector El Tarra y por donde fuera de las decisiones emanadas de los gobiernos colombiano y venezolano, históricamente han circulado mercancías y se ha fomentado un intercambio comercial marcado por la ilegalidad.

En Catatumbo, por ejemplo, se habla de unos 10 pasos no formales, que conectan sobre todo la parroquia Udón Pérez —de la localidad—, con Colombia por caminos con puentes y zonas de paso con vegetación por donde circula la droga de las mafias del narcotráfico, gasolina, madera y los productos de la canasta alimentaria.

Las autoridades no han emitido un comunicado, —desde la petición hecha hace más de un lustro—, o asomado la intención de fomentar aún más el libre tránsito para que las familias puedan pasar hacia Colombia en busca de bienes de consumo tanto alimenticio como de higiene, medicamentos, entre otros, que han escaseado en la nación.

En el Saime-Casigua El Cubo, su coordinador William Martínez, le dijo a QUÉ PASA que aún falta entre un mes y 15 días para formalizar la denominada cédula fronteriza, con que se permitiría a personas naturales, efectuar transacciones comerciales para abastecerse.

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente