En las estaciones de servicio prefieren a los «bachaqueros» o a los carros sin chip

«Bomberos» pueden llevarse a diario a los bolsillos Bs. 15 mil

3 A Bomba de servicio
8 de diciembre, 2016 - 11:46 am
Andrea Galindo / [email protected]

Los usuarios de las bombas se quejan todos los días porque los bomberos les piden el resto del «cupo» del chip para poder surtir o vender la gasolina más cara a otra persona

Foto: Andrea Galindo

Maracaibo — «En un día malo puedo sacar 15 mil bolívares», informó un bombero, quien prefirió no ser identificado, de la estación de servicio PDV antigua Texaco, en Haticos por arriba.

Para nadie es un secreto que los bomberos con solo ayudar a alguien sin chip o que ya se le haya acabado el cupo del dispositivo «se ganan algo para los refrescos».

El trabajador de la antigua Texaco informó que en un día malo, con solo ayudar a las personas a surtirse de combustible con otro chip, puede llevarse 15 mil bolívares diarios.

«Si les lleno los tanques a mis amigos ‹bachaqueros› puedo llevarme hasta 30 mil ese día», y recalcó que solo surte a sus amigos, no tanquea a carros nuevos para que bachaqueen».

Por otro lado, Júnior González, manifestó que en su presencia «los empleados de la bomba

PDV, ubicada en El Turf, en la Circunvalación 2, «en un palo de escoba tienen pegado un chip y lo usan para echarle gasolina a los carros que no tengan chip, y les pagan hasta 500 bolívares por vehículo».

Este y otros tipos de denuncias son el pan nuestro de cada día en las estaciones de servicio.

Vivos y osados

En un recorrido realizado por QUÉ PASA se pudo observar que muchos conductores que son más arriesgados y esperan estacionados dentro de las bombas para cuando se encuentre sola, puedan llenarles los tanques.

Testimonios de los habitantes de zonas aledañas a diversas estaciones de servicio, aseguran que hay días que abren en la madrugada para que puedan surtir sin restricción alguna.

Agustín Martínez, vecino de la PVD de la C-1, aseguró: «Esa bomba a veces la abren a las 2:00 de la mañana para los amigos de los bomberos, y las patrullas pasan y no dicen nada».

Por su parte, Nancy Alfonzo, afectada por los bomberos de la estación de servicio, informó que «la semana pasada estaba echando gasolina y el bombero me dijo que ya estaba full, y me preguntó que si podía echarle los litros que me quedaban a unos policías; yo accedí, pero me di cuenta que la aguja en el medidor no se había movido. Al llegar a mi casa seguía sin marcar, apagué y prendí el carro varias veces y nada. Como pude me fui a otra bomba y me dijeron que ya mi cupo diario lo había consumido y aún me quedaban 50 litros.

Comente