25 mil devotos recibieron a la Virgen Morena

1065_principal_01
27 de octubre, 2013 - 12:13 pm
Redacción Diario Qué Pasa

 

Maracaibo — La Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá abrió sus puertas de par en par la noche de ayer, para que la Virgen Chinita bajara de su trono a reunirse con todo el pueblo zuliano.

El acto inició exactamente a las 5:30 p.m. con la celebración de la santa eucaristía, la cual fue presidida por monseñor Mario Moronta, obispo de la diócesis de San Cristóbal. Durante la misa fue presentada una corona de oro que el orfebre Aris Hernández le donó a la Sagrada Dama del Saladillo, y la cual tardó en elaborar 60 horas.

En la actividad fueron instaladas 6 mil sillas, para que la feligresía disfrutara sentada del evento. Asimismo, estaba previsto que a la actividad asistieran 25 mil devotos, estimación que como todos los años fue superada, ya que la Plazoleta de la Basílica estuvo abarrotada de gente.

Las autoridades

El acto contó con la asistencia del gobernador del estado, Francisco Arias Cárdenas, quien estuvo acompañado por la primera combatiente del Zulia, Margarita Padrón de Arias; y el candidato a la Alcaldía de Maracaibo, Miguel Ángel Pérez Pirela. Igualmente, la alcaldesa Eveling Trejo de Rosales estuvo presente en la actividad.

Luego de que concluyera la eucaristía, Los Chiquinquireños como todos los años, le dieron una serenata gaitera a la Reina Morena. El primer tema que sonó en la voz de Luis Fernando Borjas fue La Elegida, luego envuelta en una lluvia de flores Neguito Borjas le cantó No Tengo Cómo Pagarles.

Al terminar su descenso por el tobogán, la reliquia donde está la imagen de la Patrona de los zulianos fue recibida por los monseñores Ubaldo Santana y Mario Moronta, y por el párroco de la Basílica, Eleuterio Cuevas.

Seguidamente, Ricardo Cepeda interpretó a todo pulmón la gaita Reina Morena, para sellar su reencuentro con el pueblo zuliano. La Virgen realizó luego un recorrido de 1,8 kilómetros, en los que bendijo las calles de la capital zuliana.

El Gobernador Francisco Arias Cárdenas Presenció los actos junto a su esposa, Margarita Padrón de Arias

La alcaldesa Eveling Trejo de Rosales acudió a la cita con la Patrona de los zulianos

El ferviente pueblo se congregó para esperar la Bajada de la Virgen

Fotos: Iván Ocando

Comente