QUÉ PASA entró a la redisendica donde fue asesinada la «comandante» Yeisi

SUC---210916---CASO-POLIMARACAIBO-YEISI-PEÑA---PLANAZOS---W-CUBILLÁN-(1)
22 de septiembre, 2016 - 11:41 am
Wilson Alvarado / [email protected]

En exclusiva le mostramos el sitio donde la muerte sorprendió a la oficial agregado de Polimaracaibo. En las paredes de la residencia donde quedaron esparcidos 12 disparos. Otra hipótesis gira en torno al caso que ha conmocionado a la colectividad zuliana

Fotos: Wilmer Cubillán

Yeisi Peña

Maracaibo – Hasta hoy han transcurridos, cuatro días de aquella funesta noche, cuando siete funcionarios de la PNB le truncaron los sueños, alegrías y emociones a la “comandante”. Sí, a la “comandante”, seudónimo que le fue atribuido a Yeisi Carolina Peña Mamber (43) por sus compañeros de labores, debido a la tenacidad y a la persistencia en hacer de sus filas policiales un ejemplo a seguir, según lo expuesto por decenas de funcionarios.

Mientras este resonante, confuso y murmurado caso es vociferado por los ciudadanos que habitan en los puntos cardinales de nuestra geografía, quienes buscan descifrar el por qué de lo ocurrido o cómo se presentaron los hechos que conllevó a ponerle fin a la vida de Yeisi, los días transcurren y ninguna autoridad que se deslinde del anonimato ha emitido declaraciones certera que determinen la causa de éste, el crimen.

4

Reconstrucción

1

Ante los escenarios que ya se han planteado en este caso y las eminentes vías que se han contactado para dilucidar el hecho, el equipo reporteril de QUÉ PASA, acudió ayer al lugar donde quedó impregnada la sangre de Yeisi, la cual se esparció y tiñó de luto a los habitantes de las calles polvorientas del barrio 24 de Septiembre, sector Los Planazos de la parroquia Idelfonso Vázquez.

Allí, de manera exclusiva QUÉ PASA ingresó a la vivienda y pudo observar el escenario, donde Yeisi compartía con su pareja Francisco Mabo, y Carmen Gutiérrez, propietaria de la casa, que fue violentada por la maldad la funesta noche del domingo 18 de septiembre.

La edificación donde ocurrió el crimen es más vertical que horizontal. Desde la calle no se aprecia lo que pueda transcurrir en el día a día de la familia. Sus portones están completamente cubiertos con una altura de dos metros aproximadamente que conjugan con la altura de los bahareques.

SUC---210916---CASO-POLIMARACAIBO-YEISI-PEÑA---PLANAZOS---W-CUBILLÁN-(29)

Se podría decir que la edificación es un estilo arquitectónico escogido por el gusto de su propietaria, pero existe otro indicio de cubrir la vivienda, y es que allí funciona una tasca, de esa común y corriente donde las cervezas son sérvidas, anotadas en una pizarra, mientras el son de la música atrapa a aquellos que bailan debajo del bohío que ostenta la vivienda en la parte trasera.

En el lugar aún quedan marcados los recuerdos de esa noche. 12 disparos se aprecian incrustados en diferentes partes del sitio. Ocho agujeros de balas se observan en dos  rústicas y grisáceas paredes: dos en la pared trasera, ocho en la pared lateral izquierda, uno en la barra donde se apoyan los clientes y uno en el portón del garaje, con salida de adentro hacia afuera.

Son esas paredes la que recibieron la mayor cantidad de proyectiles, paredes que si pudieran hablar, de seguro contarían con exactitud lo acontecido.

Así como esas paredes, se encuentra la propietaria de la casa y testigo principal de la muerte. Aunque en su caso si puede hablar el temor la embarga y le prohíbe declarar de nuevo.

2

Temor a represalias

La propietaria teme a ofrecer mayores detalles. Le teme a los policías y es que casualmente son ellos los que perpetraron y protagonizaron la desgracia.

La informante solo  señaló las posiciones en las que se encontraban en el patio de la casa esa noche: Yeisi estaba sentada de espalda a la pared trasera que recibió dos disparos, mientras su mirada se dirigía a la puerta principal; su esposo estaba a un lado, de espalda a la pared lateral derecha por donde presuntamente se saltaron los hampones; mientras que  Carmen le daba la espalda al bohío y a la pared lateral izquierda que recibió ochos disparos.

Lo asombroso de descubrir las posiciones, es que si Yeisi fue atacada en la posición que estaba, hay variantes: ¿Se saltaron los pnb el bahareque lateral derecho para tomarlos por sorpresas? Es lo más viable porque si entran por el frente Yeisi los hubiese visto.  ¿Entraron y dispararon a todos lados? De ser así ¿Por qué ninguno de los presentes resultó herido? ¿Accionaron sus gatillos en las paredes varias veces para simular un enfrentamiento? ¿Por qué si fue un enfrentamiento ninguno de los presente resultó herido entre tantos disparos? ¿Entraron los pnb por la puerta principal?

Debido al terror del testigo principal, esperemos que todas estas interrogantes sean aclaradas por los organismos competentes, es decir, en una primera instancia sería el Ministerio Público (MP) que es el encargado de llevar el proceso y que por cierto no ha acudido al sitio a realizar el levantamiento grafico planimétrico de la escena.

De seguro, están inclinando la investigación por el levantamiento que hicieron los funcionarios, el cual no es visto con buenos ojos, debido a que ellos actúan como jueces, jurado y verdugo y una muestra de ello es lo sucedido en el caso de Karen Berendique (19) en 2012.

SUC---210916---CASO-POLIMARACAIBO-YEISI-PEÑA---PLANAZOS---W-CUBILLÁN-(5)  SUC---210916---CASO-POLIMARACAIBO-YEISI-PEÑA---PLANAZOS---W-CUBILLÁN-(7)

Punto clave

Quien no posee ninguno  de estos calificativos es un señor que vive en el escenario donde se incrustó la sangre. Es un señor no mayor a los 70 años.  Su apariencia y desarrollo emocional y comunicacional deja por sentado que habita en un mundo aislado de la realidad, pero dentro de su mundo quedó marcado lo que aconteció.

“Vinieron a matar a la ley, vinieron a matar a la ley (…). Hay disparos, hay disparos… llegó la muerte, la muerte se llevó a la ley, la muerte se llevó a la ley”, manifiesta sin cesar mientras se encuentra sentado en un callejón rodeado por decenas de vacíos de cervezas regional.

Su problema mental es indudable, pero lo cierto es que el hecho lo dejó marcado porque sabe qué fue lo que aconteció, al igual que una vecina del sector, quien bajo el anonimato manifestó que ese día unos hombres se saltaron y otros entraron por la puerta.

La posición exacta donde cayó herida Yeisi se desconoce, lo que si se confirmó es que el cuerpo fue sacado por los funcionarios por una salida enmontada y polvorienta en la que se encuentra la vivienda, lo sucedido quedó impregnado en la cuatros paredes.

Primera hipótesis

Muchas son las versiones y los rumores que se han manejado en el caso. En una primera instancia se desconocían los hechos. Posteriormente una fuente ligada al caso proveniente del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) manifestó que la muerte pudo suscitarse producto de una venganza.

La fuente informó el pasado martes que Yeisi le había abierto un expediente a un expolimaracaibo identificado como Cristian Silva, quien robó hace tres años atrás un armamento de la institución por lo que pudo originarse un “pique” entre ambos.  Misteriosamente y a pesar de esta causa Silva ingresó a formar parte de la PNB.

Pudo conocerse que Cristian es hermano de otro PNB identificado como Kelman González, quienes juntos a otro funcionario –sin identificar- del manchado cuerpo policial, acudieron al lugar del crimen.

El trio acudió la mañana del martes a la sede del Ministerio Público, presuntamente a declarar que sí llegaron a la escena del crimen porque habían pedido refuerzos, pero cuando llegaron ya la muerte se había apoderado del lugar.

Por estas declaraciones se rumoró que habían quedado detenidos, pero ayer una fuente ligada al caso manifestó que están gozando de plena libertad, bajo investigación debido al “pique” que se generó entre ambos.

Hasta el momento,  Nairín Peña, José Arrieta, Adrián Sánchez, Johandri Carnavalín, Jorge Pacheco, Ramón Martínez y Jorge Gutiérrez, son los único pnb involucrados en el asesinato, quienes se encuentran detenidos en la comandancia de la PNB, ubicada en La Coromoto.

3

¿Disparó?

Según la fuente, se pudo determinar a través de la pesquisa realizada a la pistola marca glock, modelo 17, serial CDN028, la cual portaba la oficial esa noche, que si fue accionada. Es aquí donde el caso comienza a buscar indicios para una decisión judicial.

SUC---210916---CASO-POLIMARACAIBO-YEISI-PEÑA---PLANAZOS---W-CUBILLÁN-(34)

¿Será que están preconstituyendo el caso?, es decir, armando la escena en favor de los oficiales, diciendo que Yeisi los atacó y que éstos en defensa repelieron el ataque. Puede ser un indicio, pero las fuentes del caso han manifestado que ellos no estaban de servicio, motivo por el cual es un procedimiento indebido en el supuesto de que haya ocurrido un enfrentamiento.

Ahora bien, en el supuesto negado de que Yeisi haya accionado su arma, es una acción valida, debido a que los “funcionarios” estaban de civiles por lo que pudo pensar que se trataba de unos delincuentes.

Luego del laberinto que se ha vivido en busca de esclarecer el caso, se sigue esperando que las autoridades competentes no sigan silentes en el caso, y que se pronuncien en las próximas horas para saber la decisión del Ministerio Público (MP), donde se presentaron los funcionarios la tarde de ayer.

 

Comente