El joven temía perder la herencia porque su padre se iba a volver a casar

Por una herencia hijo mandó a matar a su padre en Maracaibo (+Fotos)

SUC - 250217 - CASO HIJO MATA A SU PADRE - R RIVAS (18)
26 de febrero, 2017 - 10:20 am
Haroldo Manzanilla / [email protected]

Dos días antes del sicariato el infortunado le regaló al muchacho, quien lo mandó a matar, un vehículo marca Mustang GT, valorado en el mercado en 40 mil dólares

Foto: Rafael Rivas

Maracaibo — La ambición traspasó los límites. El hijo del empresario Bruno Allio Bonetto, de 59 años, identificado como Santiago Giovanny Allio Torres (27), fue quien dio la orden a sicarios a sueldo para que asesinaran a su padre, ya que tenía miedo de perder la mayor parte de la herencia familiar porque su progenitor tenía planeado volverse a casar.

Hechos

El homicidio ocurrió el pasado viernes a las 7:40 de la mañana cuando Bruno iba saliendo de su casa, ubicada en el conjunto residencial Murano, del sector Don Bosco, parroquia Olegario Villalobos. Así lo dio a conocer el comisario Gervacio Vera, jefe de la Delegación Zulia del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC).

SUC - 250217 - CASO HIJO MATA A SU PADRE - R RIVAS (1)

Vera destacó que Santiago era el único hijo que vivía con Bruno en un apartamento de la mencionada dirección, puesto que el resto de la familia reside en Italia. El infortunado tenía pensado casarse en los próximos días con una dama, de quien de manera extraoficial se conoció que funge como fiscal del Ministerio Público.

Tal situación, hizo que el joven se preocupara de que la nueva esposa de su padre diera a luz un hijo y éste lo reemplazara y quedara como el nuevo heredero mayoritario del imperio que tanto trabajo le costó cosechar a Allio Bonetto en vida.

Plan mortal

El hijo de Bruno le contó el temor que tenía de perder la fortuna familiar ante la nueva nupcia de su padre, su amigo Adolfo Hernández Medina, de 23 años, y juntos planearon el homicidio. Ambos contrataron a un par de sicarios, quienes harían el trabajo sucio.

Supuestamente, para Santiago todo estaba listo para darle muerte a quien lo procreó. Él mismo introdujo a los «gatilleros» al estacionamiento del edificio y los escondió en la parte trasera de la Grand Cherokee negra, placas AC70RV, propiedad de su padre.

Cuando Bruno bajó hacia el estacionamiento, saludó al conserje y se montó en su vehículo para salir, mientras que el vigilante abrió el portón. En ese preciso instante los sicarios se levantaron y gritaron quieto allí.

El hoy occiso decidió a propósito meterle el pie al acelerador, colisionando la camioneta contra la cerca de la vivienda del frente. Allí se bajó e intentó escapar para pedir auxilio, pero sus verdugos se lo impidieron, propinándole dos disparos por la espalda, cayendo mortalmente herido en el pavimento.

Según el testimonio de algunos presentes, el dúo de asesinos descendió de la Grand Cherokee y corrió casi una cuadra hasta que logró  embarcarse en la camioneta de Santiago, una Ford F-150, color rojo, la cual esperaba a pocos metros del lugar como se había planeado y emprendieron la veloz huida.

SUC - 250217 - CASO HIJO MATA A SU PADRE - R RIVAS (9)

Investigaciones

Por su parte, los sabuesos del CICPC inmediatamente iniciaron las investigaciones.

Lo primero que hicieron fue revisar todas las cámaras de seguridad del edificio y zonas aledañas, logrando visualizar los acontecimientos. En las imágenes se detalla a Santiago con actitud nerviosa, mirando para todos lados, tratando de ubicar las cámaras que lo pudiesen delatar. De igual manera, se observó su camioneta roja embarcando al par de asesinos, cuestión que causó sospechas de los policías.

Una vez tomadas las declaraciones de Santiago, éste quedó automáticamente detenido en el CICPC, ya que asumió su culpa. En el interrogatorio el joven acotó que él le hizo entrega de la pistola Pietro Beretta, calibre 9 milímetros, propiedad de su padre (occiso), a los matones para que cometieran el crimen.

De inmediato, los uniformados procedieron a realizar las labores de inteligencia y patrullaje para dar con el paradero de los autores materiales.

SUC - 250217 - CASO HIJO MATA A SU PADRE - R RIVAS (18)

Enfrentamiento

En el sector Cerros de Marín los detectives lograron avistar a uno de los responsables de darle muerte al empresario oriundo de Italia, identificado como Daniel José Barreto, de 18 años, procediendo a darle la voz de alto, pero éste hizo caso omiso y abrió fuego contra la comisión, resultando herido por los funcionarios para neutralizarlo.

De igual manera, fue detenido Hernández Medina, una vez tomada las declaraciones de Santiago y los testigos del hecho. El tercer autor material involucrado es un menor de 17 años, quien se encuentra evadido de la justicia.

Mustang de 40 mil dólares

El vocero policial también señaló que dos días antes de la muerte de Allio Benetto, éste le regaló a Santiago (su verdugo), un vehículo, marca Mustang GT, cuyo valor en el mercado es de 40 mil dólares.

Los vecinos y conocidos de la familia señalaron que Santiago abandonó sus estudios y no tenía obligaciones laborales, ya que era un mantenido por sus padres.

Finalmente, Bruno Allio será embalsamado y su cuerpo será trasladado a Italia donde será sepultado por sus familiares.

SUC - 250217 - CASO HIJO MATA A SU PADRE - R RIVAS (22)

 

Palabras clave
, , ,

Comente