Madrid acusa a gobierno catalán de alentar hostigamiento a policías

España
3 de octubre, 2017 - 10:57 am
Con información de AFP

Madrid acusó este martes al gobierno de Cataluña de alentar «la rebelión», en alusión al hostigamiento a las fuerzas del orden nacionales que el domingo trataron de impedir, en varios casos con violencia, el referéndum de independencia

Mundo – En las puertas de los hoteles donde se alojan o frente a las comisarías, las manifestaciones contra policías nacionales y guardias civiles desplegados en Cataluña se han propagado en las últimas horas, según denunciaron sindicatos de la policía y testigos.

Garantizando que el gobierno central hará todo lo necesario para «frenar los actos de asedio», el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, acusó al ejecutivo independentista catalán de alentar «la rebelión en las propias calles» de la región.

Estos hechos «inaceptables (…) van a tener la correspondiente respuesta jurídica», afirmó Zoido, luego de una reunión con el presidente del gobierno, el conservador Mariano Rajoy, quien ha afirmado que las fuerzas del orden se limitaron a cumplir «con su obligación».

El domingo pasado, policías y guardias civiles recurrieron en algunas ocasiones a porras, patadas, empujones y balines de goma contra manifestantes decididos a votar, y entraron por la fuerza en colegios para requisar urnas y papeletas del referéndum, que había sido prohibido por la justicia española.

El presidente catalán, Carles Puigdemont, exigió el lunes «la retirada de todos los efectivos policiales desplazados a Cataluña por estos actos de represión».

Pero, Zoido defendió la «profesionalidad y responsabilidad» de los policías, a quienes envió un mensaje: «el gobierno de la Nación va a garantizar todos vuestros derechos y va a proteger vuestra dignidad, sobre todo a aquellos que estáis ahora mismo prestando servicio para garantizar la libertad y los derechos en Cataluña».

La hostilidad contra ellos ha ido en aumento.

Al grito de «!Fuera las fuerzas de ocupación», centenares de miles de manifestantes salieron a las calles de Barcelona este martes contra la violencia policial.

La noche del lunes al martes, centenares de personas se concentraron delante de un hotel en Pineda de Mar, 70 km al norte de Barcelona, donde se alojaban unos 200 agentes de la Policía Nacional.

Ante su actitud amenazante, según dijo a la AFP un empleado del hotel que pidió el anonimato, la policía catalana, los Mossos d’Esquadra, cortó las dos calles aledañas como protección.

En un correo al que tuvo acceso la AFP, la gerencia del hotel pidió a los policías que abandonen el edificio antes de las 16h00 locales (14H00 GMT) de este martes.

«No he vivido una cosa similar nunca en ninguna parte, la integridad física de compañeros está siendo amenazada. Están siendo perseguidos, están huyendo de hotel en hotel, están como ratas escondiéndose», declaró a la AFP un portavoz del principal sindicato de la policía SUP, Ramón Cosío.

«La situación es muy grave», acotó, al denunciar la falta de intervención del gobierno central o las autoridades regionales.

«Cada noche los vecinos hacen escraches, tocando una cacerola con una cuchara. También hay lanzamiento de huevos, manzanas, naranjas contra el cuartel. Pero nada físico», dijo por su lado Alfonso Melino, de la Asociación Unificada de Guardias Civiles.

«Esto es un comportamiento mafioso», denunció la vicepresidenta española, Soraya Sáenz de Santamaría.

La violencia del domingo, por la que casi 900 personas requirieron atención médica, según el gobierno catalán, y 431 agentes fueron heridos o lesionados, según Madrid, llevó a la Unión Europea y a la ONU a pedir al gobierno español que dialogue con los independentistas.

 

Palabras clave
, , ,

Comente