Más de 80 muertos y 231 heridos

Isis se atribuyó atentado en Kabul

An Afghan protester stands near the bodies of victims at the scene of a suicide attack that targeted crowds of minority Shiite Hazaras during a demonstration at the Deh Mazang Circle of Kabul on July 23, 2016.
Islamic State jihadists claimed responsibility for twin explosions 
July 23 that ripped through crowds of Shiite Hazaras in Kabul, killing at least 61 people and wounding 207 others in apparently their deadliest attack in the Afghan capital. The bombings during a huge protest over a power transmission line could deepen sectarian divisions in a country well known for communal harmony despite decades of war.
 / AFP PHOTO / WAKIL KOHSAR
24 de julio, 2016 - 9:05 am
Agencias

El presidente Ashraf Ghani expresó su «tristeza» y denunció la presencia de «terroristas infiltrados en una marcha pacífica»

Foto: Agencias

Afganistán — Al menos 80 personas murieron y 231 resultaron heridas ayer sábado en Kabul en un doble atentado suicida reivindicado por el grupo Estado Islámico (EI) contra una marcha de miles de miembros de la comunidad chiita hazara, minoritaria en Afganistán.

«Tres combatientes del EI detonaron sus cinturones explosivos en una concentración chiita, encabezada por muchas mujeres, en el barrio Dehmazang» de la capital, indicó la organización radical sunita a través de su agencia de prensa Amaq.

Según los servicios de inteligencia afganos, el NDS, «tres asaltantes participaron en el ataque», pero «solo uno tuvo éxito», lo que deja entrever que el balance de víctimas podría haber sido mayor.
«El primero detonó sus explosivos, el segundo lo consiguió parcialmente, pero la explosión lo mató, y los agentes del NDS mataron al tercero», precisó el servicio de inteligencia.

Marcha pacífica

Los manifestantes exigían que una línea de alta tensión en construcción abasteciese en electricidad a la provincia de Bamiyán (centro), la más atrasada económicamente del país, donde vive gran parte de la comunidad hazara.

El presidente Ashraf Ghani expresó su «tristeza» y denunció la presencia de «terroristas infiltrados en una marcha pacífica». Entre las víctimas, agregó, figuran miembros de las fuerzas de seguridad y defensa afganas, y alegó que los terroristas entraron entre los manifestantes y llevaron a cabo las explosiones.

Las milicias de los talibanes, rivales del EI, negaron rápidamente cualquier implicación y lo atribuyeron a «tentativas de crear divisiones en el seno del pueblo afgano».

Palabras clave
, ,

Comente