El secretario de Estado y otros departamentos esperan por nombramientos

Gabinete de Trump integrado por blancos, ricos y exmilitares

Nota A
11 de diciembre, 2016 - 9:12 am
Con información de AFP

«Creo que estamos en el proceso de poner juntos uno de los más grandes gabinetes», dijo Trump quien defendió la composición de su futuro equipo de gobierno

Foto: Agencias

EE UU — El presidente electo Donald Trump está designando a ricachones poco ortodoxos y blancos en su mayoría para dirigir Estados Unidos a partir del 20 de enero: cuatro multimillonarios, tres generales, un grupo de mujeres y todos ellos conservadores.

Aunque Trump todavía tiene que anunciar los nombres de puestos clave —principalmente el de secretario de Estado—, que se maneja el nombre de Rex Tillerson de la multinacional energética estadounidense ExxonMobil, muchas de sus nominaciones sugieren que se prepara para alterar el orden político que dominó en Washington durante los últimos ocho años.

Los millonarios
Trump ha ofrecido puestos a varios millonarios y multimillonarios, señal de su conformidad con que Wall Street ejerza una renovada influencia en la economía estadounidense.
Entre ellos se encuentra Wilbur Ross, quien hizo fortuna comprando empresas en bancarrota y transformándolas para lograr grandes beneficios, y quien será secretario de Comercio.

La futura secretaria de Educación, Betsy DeVos, es una gran donante que promueve alternativas a las escuelas públicas financiadas por los contribuyentes; y a Linda McMahon, quien dirigió entre 1994 y 2010 la empresa World Wrestling Entertainment (WWE), la nombró al frente de la Agencia federal para el desarrollo de las pequeñas empresas.
El cuarto millonario del equipo de Trump es Todd Ricketts, el copropietario del club de béisbol Cachorros de Chicago, futuro vicesecretario de Comercio.

El multimillonario Steven Mnuchin, un exsocio de Goldman Sachs que financió grandes éxitos de taquilla de Hollywood, será el próximo secretario del Tesoro; y el rico ejecutivo de restaurantes de comida rápida Andrew Puzder fue designado para ser el secretario de Trabajo.

Los generales
Los militares a los que está designando cuentan con una amplia experiencia, con tres generales retirados ya nombrados para su gabinete o para su círculo más cercano, y un cuarto —David Petraeus— entre los candidatos para secretario de Estado, Trump está siendo criticado por militarizar al poder Ejecutivo.

El Departamento de Seguridad Interior lo dirija el general retirado John Kelly, un cargo que incluye el manejo de áreas críticas como la inmigración y el control de fronteras, cuestiones clave para Trump.

Previamente había anunciado el nombre del general retirado James Mattis para la Secretaría de Defensa. El asesor de seguridad nacional de Trump será el general retirado Michael Flynn, un exjefe militar de inteligencia que ve al islamismo radical como la mayor amenaza para la estabilidad global.

Los conservadores
A pesar de que sus simpatizantes se sienten atraídos por el hecho de que Trump es un ‹outsider› de la política que cambiará las cosas en Washington, su círculo cercano se está llenando de nombres habituales.

Por ejemplo, su jefe de personal será Reince Priebus, presidente desde hace tiempo del Comité Nacional del Partido Republicano; el fiscal general Jeff Sessions lleva en el Senado estadounidense 20 años; y Elaine Chao, nominada para secretaria de Transporte, ya trabajó en el gabinete de George W. Bush.
Trump también eligió a el controvertido Steve Bannon para ser alto consejero de la Casa Blanca; o Ben Carson, uno de los aspirantes a la nominación republicana conocido por sus posturas de extrema derecha.

Revisión
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ordenó a las agencias de inteligencia una revisión exhaustiva de los ataques cibernéticos contra el proceso electoral en el país de los que Washington acusó a Rusia.
El objetivo es que de esa revisión salga un informe con conclusiones que será compartido con el Congreso antes de que Obama abandone la Casa Blanca el próximo 20 de enero.

 

Comente