Y a 500 bolos el litro

En la Guajira venden gasolina descaradamente

Venta-de-Gasolina-en-la-guajira----Alfredo-Chinaleong
15 de agosto, 2016 - 7:44 am
Rafael Rivas / [email protected]

En el municipio Mara, del estado Zulia, no importa cuantas horas pasen los guardias nacionales revisando los vehículos, los contrabandistas siempre logran pasar la gasolina

Foto: Alfredo Chinaleong

Mara — Muchos son los habitantes del municipio Mara, en el estado Zulia, que han visto un negocio redondo en la venta ilegal de la gasolina.

«¡A 550 a 550!», es el pregón de estos «comerciantes» a las orillas de las carreteras que dan al poblado de Sinamaica, quienes con carteles en mano o con un palo que en su punta tiene un pote plástico dan la señal a los conductores que pueden surtir sus vehículos de gasolina.

«Es una práctica común en estas carreteras, muchos lo hacen con cierto temor, otros llegan al punto del descaro y montan una mesa en toda la orilla y muestran los envases con la gasolina a plena vista de todos y si algún policía les va a hacer un reclamo, los amenazan y los apuntan con armas de fuego», manifestó Raúl Machado, transportista de la ruta Maracaibo-El Moján.

A tempranas horas de la mañana, en el sector La Paila Negra, se puede ver como los niños wayúu van por las carreteras, de manera aparentemente inocente, jugando y recogiendo los envases plásticos que los viajeros arrojan, mas sin embargo, la realidad es otra. A menos de 300 metros de una alcabala de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), estos niños se detienen y con los envases de plásticos empiezan a dar el aviso a los conductores, mientras sus padres esperan escondidos entre los cerros de arena hasta que llega el momento de llevar las garrafas de gasolina con los litros que vaya a comprar el cliente.

«Paso todos los días por ese sector ya que vivo en Maracaibo, pero trabajo en Mara y esos niños están a toda hora en ese lugar, los guardias saben que venden gasolina pero como al final del día les pagan, ellos no hacen nada», denunció Julio Pirela.

Vieja práctica

El contrabando y venta ilegal de gasolina no es una práctica nueva en esta región, pero constantemente los vendedores informales buscan nuevas formas de vender su mercancía de manera discreta, aunque sea un secreto a viva voz. Están disponibles para aquellas personas que luego de un día en la playa de Caimare Chico o un paseo por la laguna, por ejemplo, puedan surtirse de gasolina en cualquier punto a las salidas de Sinamaica. Rondando las 6:30 de la tarde se puede contar casi 30 personas a lo largo de la salida de este poblado dando la señal con el palo y el pote para que aquellos que retornan a Maracaibo, no se vean en la penosa situación de quedarse varados en medio de la carretera por falta de gasolina, a esta hora los precios pueden variar desde 230, 400 y hasta 600 bolívares el litro de gasolina y 2.500 la garrafa de cinco litros.

Pareciera entonces que no importa cuan estrictas sean las medidas de seguridad y requisas que hagan las autoridades antes de pasar el puente del río Limón, o las interminables horas que los viajeros pasan en los peajes mientras sus autos son inspeccionados, «pues estos contrabandistas siempre encuentran la manera de pasar por los puntos de seguridad esta mercancía ilícita, y esto a su vez hace que la población se pregunte si la GNB de verdad hace el trabajo que le corresponde o de igual manera es cómplice de estos delitos», refirió Iraima González, habitante de Sinamaica.

Muchas son las personas que han optado por escoger este negocio como forma de vida, tal parece que para ellos el dinero es más importante que los riesgos que corren durante esta práctica, como juicios penales, cárcel y sanciones son parte de las consecuencias de este trabajo, en el peor de los casos las personas que deciden dedicarse a este oficio pueden encontrar la muerte al enfrentarse con las autoridades.

REG---090816---TRAFICO-DE-GASOLINA---BAJA-GUAJIRA---A-CHINALEONG-(1)

Comente