Autoridades no responderán si se los roban

Comedores de LUZ recibieron alimentos

3A
2 de julio, 2016 - 9:08 am
Claudimar Salas / [email protected]

Debido a la situación y a la respuesta por parte del director de Didse, los alumnos decidieron trasladar los alimentos al comedor de la Facultad de Ingeniería

Foto: Claudimar Salas

Maracaibo — La lucha de los estudiantes de la Universidad del Zulia (LUZ) por la reapertura del comedor y otras providencias estudiantiles, continúa.

Ayer, tras la solicitud el pasado miércoles al gobernador Francisco Arias Cárdenas, sobre las mejores y solución de los distintos sectores de la comunidad estudiantil, se logró un plan de contingencia de un mes de duración, para la reapertura de los comedores de ingeniería y el núcleo de Punto Fijo, desde el próximo lunes.

En horas de la mañana, un grupo de estudiantes se concentró en la sede del comedor central en espera de un camión proveedor de alimentos carbohidratos proveniente de Fundamercado, gestión lograda a través de miembros de la Federación nacional de estudiantes del sector universitario, en conjunto con la Gobernación del estado.

En este sentido, Gustavo Sánchez, miembro de la Federación Venezolana de Educación Universitaria, declaró que ellos (estudiantes) siguen en gestión para la recuperación de las providencias «carentes desde hace dos meses». Al mismo tiempo, expresó que «el comedor, no está cerrado por falta de comida. Sabemos por la grave situación que está pasando la universidad, sin embargo, hoy estamos aquí para aclarar que los comedores no están cerrados por falta de alimentos, de hecho, hoy estamos aquí esperando que un camión surta arroz, harina, aceite, pasta y hace semanas recibimos 4.700 toneladas de pollo», comentó Sánchez.

Además, el dirigente estudiantil, denunció que la noche del jueves se realizó un robo de aproximadamente mil kilos de pollo. «No hay ningún informe del organismo interno respecto al caso, nadie responde qué ocurrió, la universidad ha desprovisto el tema de seguridad, por lo que hacemos un llamado a las autoridades universitarias para el resguardo de este alimento que llega hoy y se logró con tanto esfuerzo».

Del mismo modo, comentó que «la verdadera razón del cierre, tiene que ver con la contratación de los empleados porque no se ha hecho un llamado de licitación desde diciembre».

Al respecto, explicó que los empleados concesionarios no pudieron seguir trabajando bajo extensión de contratos, debido a que la situación les perjudicaba al momento de acceder a los recursos.

Postura oficial

Al lugar, acudió también David Sánchez, director de la Dirección de Desarrollo y Servicios Estudiantiles de la universidad (Didse).

Los estudiantes aprovecharon la oportunidad para pedirle que se velara por la seguridad de los alimentos prontos a recibir en el comedor. Sin embargo, la respuesta del director fue: «La universidad no se puede hacer responsable por lo que llegue a esas instalaciones, ya que en este momento no se cuenta con concesionarios, y el organismo de seguridad no es suficiente (…) es mejor que trasladen esos recursos a otro lado».

La respuesta, desató furia en los estudiantes. Aseguraron que él debía buscar métodos para solucionar el problema. «No puede ser posible que él prefiera que se traigan esos alimentos y se los roben».

Debido a la situación y a la respuesta por parte del director de Didse, los alumnos decidieron trasladar los alimentos al comedor de la Facultad de Ingeniería.

Comente