Un 80% de los comercios han cerrado sus puertas

Buhoneros de la Plaza Baralt denuncian que están en quiebra (+Fotos)

100_3016
4 de marzo, 2017 - 7:49 am
Rafael Rivas / Rafaelrivas@quepasa.com.ve

La remodelación de la Plaza Baralt ha mejorado parte del aspecto del casco histórico de Maracaibo, pero ha dejado a decenas de buhoneros sin trabajo

Foto: Rafael Rivas

Maracaibo — Desde mediados del mes de octubre del año pasado en la emblemática Plaza Baralt de Maracaibo, se comenzaron los trabajos para el rescate de este icónico lugar; sin embargo, estas actividades han afectado drásticamente el comercio en el lugar.

Los buhoneros, que durante años realizaron su vida comercial en el sector, han tenido que reubicarse o cerrar sus locales definitivamente, puesto que durante las primeras etapas de la remodelación los compradores y peatones no podían ingresar al lugar.

100_3024

«Muchos compañeros no pudieron seguir vendiendo, y los pocos que ahora quedamos casi no estamos vendiendo porque los representantes de la Gobernación nos dicen que no podemos exhibir la mercancía porque daña la estética del lugar», manifestó Martha Quevedo, buhonera de la plaza.

Debido a este problema y a las instrucciones de los representantes de la Gobernación, los comerciantes han tenido que cambiar de mercancía para poder mantener sus puestos y buscar alguna fuente de ingresos.

«Yo antes vendía ropa, ahora he tenido que vender artículos artesanales y las personas casi no las compran por los altos costos; ya estoy casi en quiebra», refirió Maurialis Machado, buhonera.

100_3012

Asimismo, los comerciantes que aún quedan en la plaza indican que los puestos en forma de tranvía solo están allí como decoración, debido a que están diseñados para locales de comida rápida y no para la venta de artículos varios.

«Esos puestos solo están para decorar, son para poner ventas de pastelitos, y como la gente ya casi no llega hasta aquí también han tenido que cerrar», acotó Luis Becerra, comerciante.

100_3029

La icónica Plaza Baralt, que en sus mejores días fue uno de los centros de encuentro de los zulianos, hoy se encuentra casi desierta y las personas que anteriormente realizaban sus compras ya no se detienen a preguntar ni por los precios de la poca mercancía que queda.

«Se está perdiendo una tradición de décadas, las autoridades deberían preservar más las tradiciones de los maracaiberos», afirmó Becerra.

100_3018

100_3016

100_3019

100_3010

100_3015

Comente