Ramírez a la AN

«Acusación de malversación es parte de una operación política»

5B
21 de octubre, 2016 - 8:30 am
Gustavo Parra / [email protected] / Agencias

«Quiero reivindicar todas nuestras actuaciones al lado del comandante Chávez, y al frente de mis altas responsabilidades en la Revolución Venezolana, principalmente, al frente de nuestra industria petrolera»

Foto: Cortesía

Caracas — El exministro del Poder Popular de Petróleo y Minería y antiguo presidente de la petrolera PDVSA, respondió, mediante un comunicado a las acusaciones, que la asamblea nacional realizara ayer, por malversación de fondos de esta estatal petrolera.

Ramírez, en el comunicado sostuvo que dirigentes de oposición, «arremetieron con un conjunto de falsas acusaciones en contra de mi persona y de la principal empresa de nuestro país, Petróleos de Venezuela, S.A. Como ha sido característico de tales personajes».

«Quiero por este intermedio negar absolutamente las mentiras, las declaraciones e infamias de tales diputados y del supuesto informe. Este es falso y así está demostrado. Petróleos de Venezuela, S.A. y todas sus actuaciones están perfectamente reflejadas en todos los informes presentados por la misma año tras año» informó.

De igual modo, en el comunicado manifiesta: «Que nadie se equivoque, esto es parte de una operación política para socavar los fundamentos de la Revolución Venezolana, para atentar contra los pilares de nuestra Revolución».

«Quiero reivindicar todas nuestras actuaciones al lado del comandante Chávez, y al frente de mis altas responsabilidades en la Revolución Venezolana, principalmente, al frente de nuestra industria petrolera», concluyó.

A continuación el comunicado oficial:

El día de ayer, 19 de octubre de 2016, connotados promotores de los hechos violentos y “guarimbas” que enlutaron al país en el año 2014 al participar en los intentos inconstitucionales de derrotar el gobierno legítimo de Venezuela, arremetieron con un conjunto de FALSAS acusaciones en contra de mi persona y de la principal empresa de nuestro país, PETROLEOS DE VENEZUELA, S.A.  Como ha sido característica de tales personajes de la oposición, actúan  con absoluta irresponsabilidad y mienten descaradamente para adelantar una campaña de desprestigio y linchamiento moral contra los dirigentes de la Revolución Bolivariana, las instituciones del Estado y es claro, contra la gestión de gobierno del Comandante Hugo Chávez y hoy contra la del Presidente Nicolás Maduro.

Abusan algunos diputados de la Comisión de la Contraloría de la Asamblea Nacional,  de su reciente posición en esa institución, de la inmunidad parlamentaria, como ya han sido sus conductas constantes, para presentar un “supuesto Informe” de la misma, en relación con el desempeño de nuestra industria petrolera, en el período 2004-2014.  La actuación en la que “fundamentan” sus mentiras y difamaciones que ATENTAN CONTRA MI HONOR Y REPUTACION y la de mi JEFE DIRECTO en el período, el entonces PRESIDENTE HUGO CHAVEZ, impacta de manera NEGATIVA en los mercados internacionales a nuestra principal industria nacional, PETROLEOS DE VENEZUELA, S.A., su institucionalidad y los mecanismos de funcionamiento y control que ejerce el Estado Venezolano, colocándola en el rango de “empresa forajida”, como ha sido la intención de los principales voceros y operadores políticos que actúan contra nuestro país y contra nuestro pueblo.

Quiero por este intermedio NEGAR absolutamente las mentiras, las declaraciones e infamias de tales diputados y del “supuesto informe”. Este es  falso y así está demostrado. Petróleos de Venezuela, S.A. y todas sus actuaciones están perfectamente reflejadas en todos los informes y documentos por la misma presentados año tras año, de acuerdo con  las más estrictas normas internacionales cuya aplicación procede para las empresas del sector, los cuales respaldan su gestión y  han sido minuciosamente escrutados por todos los organismos de control del Estado Venezolano, incluyendo la Asamblea Nacional y la Contraloría General de la República, y que, es sólo a partir de la llegada de la Revolución Bolivariana que se hacen, por primera vez de carácter público, dejando de ser aquella otrora “caja negra” de espaldas al país.

El “supuesto informe” es desde sus inicios una actuación ilegal, en claro desacato de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia y de los propios procedimientos previstos en las leyes que rigen a la Asamblea Nacional. De cualquier manera, siendo la actuación de dichos diputados un  asunto eminentemente político, estamos listos para dar respuesta a sus difamaciones, y una vez más, desmontar una a una las “patrañas” de la contrarrevolución, reservándome todas las actuaciones que en el ámbito de nuestras leyes podamos ejercer para defender nuestro nombre y el de la empresa.

Estos señores profundamente descalificados tanto por sus conductas personales, su irresponsabilidad en actuaciones públicas y sus trayectorias políticas vinculadas estrechamente al Golpismo, responsables de muchos hechos de violencia y de una clara afiliación a todo el accionar desestabilizador de sectores de la oposición venezolana, parecieran estar ansiosos de obtener alguna notoriedad política y algún grado de protagonismo en el ámbito de dicha oposición, arremeten contra la Revolución Bolivariana, nuestro Gobierno y las conquistas más importantes que ha tenido nuestro país en el ejercicio de su Soberanía Plena, en el manejo del petróleo y en el objetivo de colocarnos al servicio de los más pobres, de los más desposeídos, del pueblo venezolano.

Se equivocan con esta infamia: no serán ellos, los enemigos de Chávez, los que siempre han despreciado a nuestro pueblo humilde, los que siempre han conspirado y actuado en contra de la Revolución Venezolana,  los operadores políticos de los enemigos externos de nuestra patria, aquellos que puedan difamar nuestro nombre y nuestra actuación honesta, siempre al lado del pueblo,  y de la Revolución,  no serán ellos los que puedan ofender a nuestros trabajadores petroleros y sus líderes, y mucho menos, los que puedan enlodar el nombre de nuestro Gigante, el Comandante Hugo Chávez, y de uno de sus principales legados, la Nueva PDVSA.

Que nadie se equivoque, esto es parte de una operación política para socavar los fundamentos de la Revolución Venezolana, para atentar contra los pilares de nuestra Revolución y del Estado y para arrebatarle por todos los medios las grandes conquistas políticas y sociales de los trabajadores y el pueblo venezolano, que es un legado fundamental del Comandante Chávez.

En lo personal, quiero manifestar mi profunda indignación por la manera como se me ofende y como se ofende al Comandante Chávez y a los obreros petroleros. Ha sido una campaña feroz en contra de los dirigentes chavistas, en contra de la Revolución. Los personajes más deshonestos de la oposición venezolana pretenden levantar su mano contra el legado de Chávez y el pueblo. ¡Siempre nos encontrarán de frente, sin vacilaciones de ningún tipo!

Quiero reivindicar todas nuestras actuaciones al lado del Comandante Chávez, y al frente de mis altas responsabilidades en la Revolución Venezolana, principalmente, al frente de nuestra industria petrolera. Ha sido para mí un extraordinario honor servir a nuestro pueblo con honestidad y entrega y haber recuperado bajo la conducción del Presidente Chávez el control de nuestra industria petrolera, primero, derrotando el criminal Sabotaje Petrolero, luego, recuperando la Faja Petrolífera del Orinoco y ejerciendo nuestra Plena Soberanía sobre toda la actividad petrolera en el país, transformando a PDVSA en una empresa revolucionaria, reivindicando a sus obreros y a sus derechos, y sobre todo, colocándola al servicio de todos. Logramos con el Presidente Chávez y todo el Gobierno Revolucionario, por primera vez en nuestra historia,  colocar los ingresos petroleros al servicio del pueblo, de los más humildes, de las Misiones Sociales, de las Viviendas, del desarrollo del país, de la construcción del socialismo, único sistema que garantiza los derechos económico-sociales de nuestro pueblo. ¡Nosotros venceremos! ¡Viva Chávez! ¡Viva la Revolución Bolivariana!

Comente