Dictaron orden de aprehensión a siete cicpc

5-a_01.jpg - 23.26 Kb
3 de noviembre, 2014 - 2:53 pm
Redacción Diario Qué Pasa

5-a_01.jpg - 23.26 Kb

Foto: Archivo

«Ya hay orden de aprehensión de siete miembros de la comisión que participaron en el hecho y el Gobierno adoptó la decisión de reordenar a fondo el CICPC». Así lo informó ayer el periodista José Vicente Rangel, al referirse a las investigaciones realizadas por el Ministerio Público sobre el caso de Quinta Crespo, en el que murieron cinco integrantes del colectivo 5 de Marzo.

Caracas — En la sección de Confidenciales de su programa dominical, el periodista José Vicente Rangel señaló que ya hay orden de captura para siete miembros de la comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) que participó en «la masacre de Quinta Crespo», hecho donde falleció el líder del colectivo 5 de Marzo, José Odremán.

Rangel indicó que tras este hecho, el Gobierno adoptó la decisión de reorganizar a fondo el CICPC.

Por otra parte, Rangel rechazó la actitud «injerencista» que a su juicio ha tomado el gobierno del presidente español Mariano Rajoy e indicó que esta actitud «es propia de la derecha española», que bajo el mandato de José María Aznar, manifestó el apoyo a quienes entraron a Miraflores tras los hechos del 11 de abril.

Indicios de diálogo

De vuelta al ámbito nacional, Rangel especificó que el Consejo Federal de Gobierno (CFG), celebrado semanas atrás, constituyó una señal positiva y un indicativo de que el diálogo es posible.

«Se desecharon los escarceos polémicos de otras reuniones y se trabajaron problemas concretos de otros estados en un ambiente de total respeto», agregó.

Sin embargo, el periodista enfatizó que «si no hay diálogo vamos a terminar matándonos». Esto con relación a las condiciones impuestas por la Mesa de la Unidad Democrática para el dialogo.

Golpe a la mafia

Con respecto a la lucha que ha desplegado el Ejecutivo nacional contra el contrabando de manera bilateral con el gobierno de Colombia, Rangel subrayó que los resultados manejados hasta los momentos, donde las incautaciones en los dos primeros meses superaron con creces los balances de todo lo decomisado en el 2013, han dado un certero golpe al «entramado mafioso que promueve esta estructura ilegal».

«Ningún país puede resistir esta anomalía consumado por mafias venezolanas en las que participan civiles y militares», enfatizó.

El periodista destacó que la insistencia de la oposición por descalificar los esfuerzos que hace el Gobierno en materia económica los convierte en «cómplices  de estas actividades delictivas».

Oposición inepta

Por otra parte el periodista en su editorial señaló que «una oposición inepta como la venezolana apela al recurso de convertir su debilidad en motor para movilizar factores internacionales».

Asimismo, indicó que encuentra en la solidaridad que «le brindan fuerzas de la derecha trasnacional y poderosos intereses económicos el apoyo que le facilita tener presencia, es decir, que lo que no logran dentro del país lo consiguen moviéndose en el exterior con el apoyo de poderes fácticos».

Calificó como «brutal» la campaña contra Venezuela y puntualizó que cualquier hecho que ocurra en el territorio nacional «por irrelevante que sea es repotenciado en el ámbito mundial».

«La conjura crece cada día y exige que el Estado venezolano tenga una política exterior cada vez más coherente, responsable, bien elaborada para dar respuesta contundente como quedó demostrado en el reciente episodio del acceso de Venezuela al Consejo de Seguridad de la ONU», agregó.

«El apoyo que tuvo Venezuela en esa oportunidad hay que potenciarlo y estimularlo con una política acertada de contactos permanentes, determinantes para contrarrestar los efectos de esa conspiración contra el país».

La oposición propone inestabilidad

La socióloga y analista política, Maryclen Stelling, señaló que hay una serie de elementos que impiden el diálogo entre las fracciones que dividen al país.

Criticó a la oposición por las condiciones que ha puesto para sentarse en la mesa con el Gobierno aludiendo que «pareciera que no hay verdadero interés en el diálogo». Enfatizó que dentro de las filas de la alternativa democrática existe un «divorcio» de la oposición de la realidad venezolana actual.

Indicó que el problema del oficialismo radica que el Gobierno tiene un encerramiento en sí mismo, aislado de la parte opositora en el país, a la cual llamó «la otra mitad de Venezuela».

 

Comente