Venezuela inicia deportación de colombianos ilegales

PRIMERA_01
24 de agosto, 2015 - 2:08 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Fotos: Agencias

El Gobierno venezolano comienza a limpiar las mafias en la frontera colombo-venezolana tras el decreto de excepción aplicado en cinco municipios de Táchira. El vicepresidente de la República, Jorge Arreaza, informó que fueron capturados ocho paramilitares y «se han realizado deportaciones de ciudadanos colombianos que estaban ilegales en el país». También realizaron allanamiento en La Invasión, en San Antonio del Táchira, en donde fue desmantelado un centro de paramilitarismo y prostitución. Por su parte el ministro del Interior de Colombia, Juan Fernando Cristo, informó que el presidente Juan Manuel Santos se comunicará con su homólogo venezolano para hablar sobre la deportación de colombianos, entre los cuales hay menores de edad

Táchira —
Luego de llevarse a cabo el consejo de vicepresidentes en el estado Táchira, el vicepresidente de la República, Jorge Arreaza, detalló que los puentes hacia la frontera colombo-venezolana se mantienen cerrados y bajo custodia de 1.500 efectivos. Asimismo, el funcionario ofreció un balance de la Operación de Protección y Liberación del Pueblo (OLP) ejecutada en la frontera colombo-venezolana.

Desde el sector La Invasión y junto al gobernador del estado, José Gregorio Vielma Mora, y autoridades militares, Arreaza sostuvo que existen unas instalaciones comerciales que están siendo investigadas por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), por ser guarida para grupos paramilitares en la región.

«Se está haciendo un casa por casa y se han detenido varios ciudadanos colombianos», informó.

En el sitio encontraron medidores de alta tecnología para sustancias químicas que se utilizan para fabricar explosivos, ropa paramilitar, armas, dinero, recibos y un sótano donde presumen, mantenían secuestrados a los ocupantes originales del inmueble.

Afirmó que en los próximos días continuarán los operativos de seguridad desplegados en los municipios Ureña, Bolívar, Junín, Libertad e Independencia, donde fue decretado el estado de excepción.

«Para nosotros no hay oposición, no hay gobierno, no hay imperio que impida que se tomen las acciones necesarias par liberar a este pueblo (…) El paramilitarismo colombiano no va a poder tomar espacio venezolano, esté o no de acuerdo la derecha venezolana», insistió.

Más temprano, Arreaza, a través de su cuenta en Twitter @jaarreaza, explicó que se encontraban «verificando en el terreno la aplicación de las acciones» tomadas recientemente por el presidente Nicolás Maduro.

Han entregado 791 personas

En horas de la noche de ayer el gobernador del estado Táchira, José Gregorio Vielma Mora, aseguró que van 791 personas entregadas al consulado general de Colombia sin ningún tipo de menoscabo a sus derechos humanos.

Detalló que se mantiene el operativo cívico-militar en el sector La Invasión.

Diez aprehendidos

Con el despliegue de la OLP, en la zona fronteriza, fueron capturados ocho paramilitares, aseguró a través del canal del Estado el vicepresidente.

«Han sido capturados ocho paramilitares comprobados, se han realizado deportaciones de ciudadanos colombianos que estaban ilegales en el país y se están haciendo las investigaciones pertinentes», indicó Arreaza.

Sin embargo, periódicos de circulación nacional detallaron que la operación en su segundo día desmanteló la banda paramilitar colombiana «Los Urabeños», integrada por cuatro adultos y dos adolescentes y que operaba en la zona. Los otros cuatro aprehendidos son presuntos paramilitares, identificados dos de ellos con nacionalidad venezolana y los otros dos con identidad colombiana, para un total de diez detenidos.

Las personas capturadas promovían en el eje limítrofe el narcotráfico y el tráfico de menores de edad; cobraban vacuna y guardaban armamento. De acuerdo con declaraciones de las autoridades, algunos de los detenidos podrían guardar relación con el ataque contra tres efectivos militares y un conductor civil ocurrido el pasado miércoles, según destaca  una nota de prensa del gobierno del Táchira.

También en este operativo fueron detenidas cerca de 400 personas que estaban de manera ilegal en Venezuela. Este grupo de ciudadanos deberá regresar a su país natal.

La información fue ofrecida por el jefe de la Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi) Táchira, general de división José Morantes Torres, quien indicó que la aprehensión de los adolescentes se produjo en el sector conocido como La Invasión en el municipio Bolívar, donde habitan alrededor de 1.900 familias, 90% de origen colombiano.

Agregó que en esta operación participan 2.400 efectivos militares y policiales, para adelantar las investigaciones correspondientes.

Hubo paso humanitario

Se conoció que la tarde de ayer en la zona fronteriza se habilitaron unidades móviles que sirvieron para transportar a las personas quienes de manera voluntaria querían regresar a su país natal, permitiendo de esta manera el paso flexible y humanitario, bajo la supervisión de las autoridades de ambos países.

Se conoció que priorizaron el paso a las mujeres embarazadas y personas con casos especiales de salud.

Mandato presidencial

El pasado miércoles el jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro, ordenó cerrar por 72 horas la frontera entre Venezuela y Colombia en defensa de la patria, después que tres efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana resultaron heridos en la tarde del miércoles 19 de agosto, cuando cumplían funciones de seguridad contra el contrabando de extracción de rubros básicos en la frontera con Colombia.

Este viernes, la medida de cierre fue extendida de manera indefinida, así como también fue decretado estado de excepción constitucional en los municipios Bolívar, Ureña, Junín, Libertad e Independencia de Táchira.

En la Zona Especial Fronteriza, que integra los mencionadas jurisdicciones, están activados un total de 2.400 efectivos de seguridad, militares y civiles, quienes además están apoyados por funcionarios del Ministerio Público y el Poder Popular.

Santos se comunicará con Maduro por los casi 400 deportados

Según el Ministerio de Interior de Colombia son 394 ciudadanos colombianos deportados por Venezuela, de los cuales 42 son menores de edad, luego de que entrara en vigor el estado de excepción decretado por el gobierno de Nicolás Maduro.

Debido a esto el titular de ese despacho, Juan Fernando Cristo, hizo ayer un llamado a las autoridades venezolanas para «que se pueda solucionar este drama humanitario de una forma rápida sin afectar a los derechos de los colombianos en Venezuela».

En una rueda de prensa celebrada en la ciudad fronteriza de Cúcuta, Cristo aseguró que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se comunicará con su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, «para conversar sobre esta situación».

Cristo también argumentó que solicitará una reunión con el vicepresidente Arreaza, aprovechando su paso por la frontera venezolana.

Asimismo, afirmó que actualmente ambas partes están «definiendo el sitio de la frontera donde se va a realizar» la reunión entre las cancilleres de ambos países que debe celebrarse el próximo miércoles.

En su intervención, el ministro también anunció la creación de un centro de mando unificado liderado por la policía y el gobierno en la ciudad de Cúcuta (noreste) para atender la llegada de deportados.

Colombia exigió DD HH

En un comunicado enviado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia al presidente Nicolás Maduro, el país que es liderado por el presidente Juan Manuel Santos, solicitó la integridad y el respeto de los derechos humanos de los ciudadanos colombianos que hayan sido detenidos o deportados.

«El gobierno de la República de Colombia reitera su voluntad de cooperación con el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, a fin de profundizar la estrategia binacional de lucha contra el contrabando», establece el documento, a pesar de reiterar el desacuerdo por el cierre de la frontera ya que a su juicio genera un problema social de gran dimensión, que provoca daños económicos para ambos países.

Exhortan al Gobierno venezolano a buscar mecanismos que solventen el problema sin impactar en los hombres, mujeres y niños de los dos países que viven, trabajan y estudian en la zona fronteriza.

Asimismo, expresaron: «Exigimos que antes de aplicar las medias de deportación se analice en cada caso la situación familiar para garantizar la unión de padres e hijos. Solicitamos también que las autoridades consulares colombianas continúen asistiendo a cada uno de los connacionales afectados por dichas medidas».

Rechazaron también los videos que han circulado en las redes sociales, argumentando que esto genera sentimientos negativos entre dos países que buscan avanzar a través del diálogo y el trabajo conjunto.

Autoridades colombianas

Trascendió que el comunicado emitido formó parte de una reunión llevada a cabo en el salón Eustorgio Colmenares de la gobernación del Norte de Santander, donde estuvo al frente el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, para analizar la situación de la frontera con Venezuela.

Durante el encuentro estuvieron presentes autoridades de la región como el alcalde de Cúcuta, viceministros y representantes empresariales.

El vicepresidente Jorge Arreaza estuvo acompañado por el gobernador de Táchira, José Gregorio Vielma Mora.

Comente