Venezuela exigió respeto a España por caso Leopoldo López

20a.jpg - 58.73 Kb
27 de octubre, 2014 - 1:45 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

El presidente de la República Bolivariana a de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, solicitó revisar las relaciones con España. «Yo solicito al canciller, Rafael Ramírez, revisar todos los tratados y relaciones con España», señaló Maduro.

El jefe de estado expresó su profundo rechazo a la injerencia por parte del gobierno español «el señor Rajoy, insiste en defender a terroristas en Venezuela».

«Esto se tiene que acabar usted ha metido la pata con España, pero no la venga a meter en Venezuela Sr. Rajoy».

No es la primera vez que Venezuela revisa las relaciones por orden presidencial, ya lo hizo en julio de 2013, tras un confuso incidente mediante el cual las autoridades ibéricas negaron en primera instancia el sobrevuelo del avión en el que iba abordo el presidente boliviano Evo Morales, procedente de Rusia, ante la sospecha que en el mismo, viajaba el exagente de inteligencia estadounidense Edward Snowden.

«Tenemos que evaluar nuestra relación con España, con el gobierno de Mariano Rajoy, no con el pueblo de España que son nuestros hermanos», enfatizó Maduro.

El detonante

El pasado 22 de octubre el presidente del gobierno español Mariano Rajoy se reunió con Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, y expresó su preocupación por las condiciones en las que se pueda desarrollar el juicio de López, así como la necesidad de respetar la libertad de expresión y el derecho de manifestarse pacíficamente en Venezuela.

Relaciones en riesgo

El flujo comercial Venezuela-España está absolutamente determinado por el petróleo, que explica el 92% de las importaciones de productos venezolanos por parte de España. No en vano el petróleo venezolano supone un 4,4% de las importaciones españolas de oro negro.

El año pasado el saldo comercial de las relaciones con Venezuela arrojó un saldo positivo de 202 millones de euros, después de haber tenido también superávit el año anterior de 906 millones de euros.

El consejero económico y comercial de la Embajada de España en Venezuela, Genaro González, señaló  que el dinamismo de las exportaciones de su país «se pone de manifiesto en el mercado venezolano que el año pasado se reveló como el tercero más importante de América Latina para los productos españoles». En total son unas 110 empresas españolas las que residen y operan en el país.

Comunicado

Estado venezolano rechaza declaraciones injerencistas del jefe de gobierno español Mariano Rajoy

La República Bolivariana de Venezuela, a través del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores, manifiesta al Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación del Reino de España, su más profundo rechazo a la acción injerencista, irresponsable e irrespetuosa llevada adelante el día miércoles 22 de octubre de los corrientes por el jefe de gobierno español, señor Mariano Rajoy, al estimular y promover una agenda política de desestabilización contra nuestro país al hacer declaraciones públicas emitiendo juicios de valor respecto a nuestro ordenamiento jurídico, vida social y funcionamiento de nuestra democracia.

Para nuestro Gobierno resulta inadmisible que por su relación partidaria con la extrema derecha venezolana, el señor Rajoy se involucre en una causa judicial seguida de manera independiente y soberana en tribunales venezolanos contra el señor Leopoldo López por delitos públicos y notorios que costaron la vida a más de 40 venezolanos, heridas a un millar, enormes destrozos y un gran desasosiego a nuestro pueblo.

Resulta inaceptable que el jefe de gobierno español, en un acto profundamente inamistoso hacia nuestro país, violente el principio de no injerencia y respeto a la soberanía. Con este comportamiento el señor Rajoy y su agrupación partidista reincide en la actitud de intromisión desarrollada por el gobierno del señor Aznar en la pasada administración de este partido, cuando reconoció al gobierno de facto en Venezuela surgido del golpe de Estado perpetrado contra nuestro país en abril de 2002, que pretendió romper el hilo constitucional y sumir a nuestro pueblo en una espiral de violencia, retrogradándonos a regímenes dictatoriales como los que en el pasado padeció el pueblo español.

Estas acciones del señor Rajoy se producen a espaldas de las inmensas mayorías del pueblo español, al cual nos vinculan estrechos lazos históricos y culturales, y al cual siempre hemos brindado cobijo y amistad. Es el mismo pueblo español que sufre los rigores de una crisis sin precedentes, donde se han producido casi 570 mil ejecuciones hipotecarias y «desahucios», que ha causado el suicidio de ciudadanos desesperados, el mismo pueblo español con un 23,67% de desempleo, 5.427.700 de parados, un desempleo juvenil de 53,8%, es decir, 842 mil jóvenes, un pueblo que no puede encontrar canales para discutir respecto a las autonomías y un país donde existe una creciente penalización de las protestas contra los recortes.

Todas estas deberían ser las preocupaciones y el foco de acción del Jefe de gobierno español, en vez de buscar un protagonismo político que solo tiene eco en la extrema derecha española y sus satélites venezolanos. Nos parece insólito que las consideraciones partidistas del señor Rajoy estén por encima del supremo interés común de mantener cordiales relaciones entre nuestros gobiernos e instituciones y pretendan desconocer el liderazgo constructivo de nuestro país en Latinoamérica y el mundo.

Finalmente queremos reiterar nuestra amistad y profundo afecto por el pueblo español, sus nacionalidades y regiones, así como nuestro apego al principio de no injerencia, respeto mutuo, e inviolabilidad a la soberanía de los Estados como un principio fundamental de las relaciones internacionales.

Caracas, Al Honorable Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación del Reino de España Madrid

Comente