Rodríguez Torres: en julio se acaban las protestas

1254_6A
16 de mayo, 2014 - 1:43 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

El titular de Interior, Justicia y Paz señala que para ese mes empiezan las vacaciones escolares y se van a ir enfriando los pocos focos que quedan en el país

Caracas — Miguel Rodríguez Torres, ministro de Interior, Justicia y Paz, aseguró  que apenas quedan entre 200 y 300 manifestantes en todo el país, desde los miles de hace tres meses, y se espera que para el mes de julio ya el país retome su total calma.

En relación a esto, aseguró que se estima para este tiempo porque «empiezan las vacaciones escolares y van a ir enfriándose los poquitos focos que quedan, retomaremos las clases en septiembre en plena normalidad».

Rodríguez calcula que en la capital, los manifestantes más aguerridos «no pasan de 100» y en todo el país «son entre 200 y 300». A pesar de ello, el miércoles fueron detenidos 105 manifestantes mientras atacaban una sede ministerial con palos, piedras y bombas molotov, según la Guardia Nacional Bolivariana.

Recordó que al principio las manifestaciones  empezaron como masivas a través de protestas, luego se convirtieron en «guarimbas» cerrando  avenidas y calles, después procedieron a realizar campamentos y la fase actual es que quedan pequeños grupos que se encargan de quemar un vehículo, un ministerio y atacar a un funcionario público.

El ministro destacó que su experiencia dentro del Ejército también puede asegurar que el plan del ala más dura de la oposición se inició tres años atrás, cuando Chávez enfermó de cáncer, y con trabajos de inteligencia se les ha conseguido sus vinculaciones con estos grupos radicales de oposición, incitando a la rebelión a algunos oficiales, pero la solidez de las Fuerzas Armadas es tal, que esos mismo oficiales los han denunciado».

Miguel Rodríguez recordó que un «informante» les relató de un encuentro entre líderes opositores en un hotel de Caracas, donde acordaron el inicio de las protestas.

En esa reunión —contó Rodríguez— estaban el apresado líder, Leopoldo López; la destituida diputada, María Machado y el dos veces candidato presidencial, Henrique Capriles, quien se paró abruptamente y se fue alegando que no iba a apoyar a «ese loco», en alusión a López.

El ministro hace un llamado a la calma al pueblo venezolano y aseguró que el Gobierno nacional está trabajando para asegurar y resguardar la vida de los ciudadanos.

Comente