PDVSA solo cumple compromisos con Rusia para proteger Citgo

pdvsa
4 de julio, 2018 - 9:29 am
Con información El Nacional

El país vive una crisis económica y social profunda, donde 92% de los venezolanos destina 90% del ingreso a comprar comida, afirmaron expertos

Foto: Cortesía

Caracas – La situación económica y social de Venezuela empeora por la persistencia del Gobierno de implantar un modelo que ocasiona hiperinflación y la caída generalizada de la productividad en instituciones tan importantes como la industria petrolera, señalaron expertos que participaron en el foro Superando Desafíos, realizado en la 74ª Asamblea Anual de Fedecámaras en Caracas.

El analista de políticas públicas Michael Penfold, director de la firma Strata Apoyo Empresarial, destacó la falta de productividad de Petróleos de Venezuela, que se evidencia en la caída de la producción de crudo a 1,4 millones de barriles diarios ante los problemas operativos y financieros de la petrolera.

Lea también: Nicolás Maduro lideró consejo de ministros desde Miraflores

«PDVSA no puede ni cumplir los compromisos con sus socios, excepto con Rusia pero para proteger a Citgo como colateral», declaró el directivo al referirse a la situación de que la petrolera rusa Rosneft posee 49% de las acciones de Citgo, filial de PDVSA en Estados Unidos.

Destacó que el modelo del socialismo del siglo XXI, impulsado por los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, «ya no se puede financiar, pues el país se quedó sin activos y sin acceso a financiamiento».

El deterioro de la industria petrolera venezolana, la única que actualmente genera ingresos al país, «es tan grande que es probable que pierda sus principales activos en el extranjero», dijo y agregó que por primera vez en la historia petrolera de Venezuela el problema está en la productividad, en la cual el control político de la renta petrolera crea mecanismos que no permiten el quiebre.

La mayoría de la población vive en condiciones precarias debido al efecto de la hiperinflación, la falta de Estado de Derecho y el colapso de los servicios públicos (transporte, electricidad, agua, telefonía y salud, entre otros), indicó Penfold.

Alertó sobre el crecimiento de la pobreza, pues 92% de los venezolanos destina 90% del ingreso a la compra de alimentos.

La economista Tamara Herrera, directora de Síntesis Financiera, declaró que la economía se encuentra en una situación de inoperancia: no hay rendición de cuentas y con tasas prolongadas de caída del PIB, en la que los años de retraso con respecto a los países con economías sanas se multiplican por dos. «Venezuela se ha quedado muy atrás».

Recordó que el control de cambio ininterrumpido del Gobierno en los últimos 15 años, los controles de precios y de ganancias de las empresas, y las expropiaciones ocasionan la casi parálisis del aparato productivo nacional con escasez y la hiperinflación que se torna crónica.

Ante la tasa de aumento de los precios de 200%, registrada en junio pasado, se calcula que la hiperinflación llegará a 6 dígitos al cierre de 2018, esto es, 800.000%. «Estamos en la fase de colapso», sostuvo.

Herrera insistió en la urgencia de implantar los correctivos macroeconómicos en una transición que implica la reingeniería de PDVSA con la entrada de inversiones para el crecimiento petrolero, afianzar la seguridad social, refinanciar la deuda externa y restablecer el Estado de Derecho.

La economista señaló que hará falta el apoyo internacional con el financiamiento multilateral. Resaltó que el desafío para las empresas es sobrevivir a la hiperinflación, por lo que es indispensable la flexibilidad y agilidad en las decisiones y medidas que se adopten.

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente