En el 2017 se registraron 219 millones de casos en el mundo en 91 países

Casos de malaria aumentaron en Venezuela, Nicaragua y Brasil

e07ca856715a43138dcb72b8879ad6f0
20 de noviembre, 2018 - 10:33 am
Andrea González

En América según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la incidencia en los casos de malaria aumentó en Brasil, Nicaragua y, sobre todo, “Venezuela”.

“Es notable también el número de casos que estamos registrando en el continente americano, como vemos en Venezuela, pero también en Brasil”, apuntó el científico español Pedro Alonso.

“Venezuela está pasando por un momento de dificultades políticas y económicas que están afectando el funcionamiento del servicio de salud”, remarcó el científico, al recordar que “históricamente fue uno de los países que más avanzó en la lucha contra la malaria”.

El estancamiento en la financiación de la lucha contra la malaria es, según la OMS, uno de las principales problemas del progreso.

Pese a una ligera mejora en la tasa de mortalidad, dos millones más de personas contrajeron la enfermedad de la malaria en 2017, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

  • El paludismo, o malaria, es una enfermedad potencialmente mortal causada por parásitos que se transmiten al ser humano por la picadura de mosquitos hembra infectados del género Anopheles. Se trata de una enfermedad prevenible y curable.

 

  • Se calcula que en 2016 hubo 216 millones de casos de paludismo en 91 países, lo que significa un aumento de aproximadamente 5 millones con respecto a 2015.

 

  • Las muertes por paludismo fueron 445 000, cifra similar a la de 2015 (446 000).

 

  • La Región de África de la OMS soporta una parte desproporcionada de la carga mundial de paludismo. En 2016, el 90% de los casos y el 91% de los fallecimientos por la enfermedad se produjeron en esta Región.

 

  • La financiación total del control y la eliminación del paludismo alcanzó en 2016 una cifra estimada de US$ 2700 millones. La contribución de los gobiernos de los países endémicos ascendió a US$ 800 millones, que representan el 31% de los fondos.

 

Los datos figuran en el Informe Mundial sobre el Paludismo de 2018, que se refiere al año pasado y fue presentado en Maputo por el director del Programa Global de la Malaria de la OMS, el científico español Pedro Alonso, entre otros.

“Nadie debería morir de malaria. Pero el mundo enfrenta una nueva realidad: a medida que el progreso se estanca, corremos el riesgo de desperdiciar años de trabajo, inversión y éxito en la reducción del número de personas que padecen la enfermedad”, afirmó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en el informe.

En 2017, se registraron 219 millones de casos de malaria,frente a los 217 millones del año anterior, y unas 435.000 personas perdieron la vida, en comparación con las 451.000 muertes de 2016.

Del total de muertes, 266.000 fueron de menores de cinco años (el 61 %), por lo que en 2017 fallecieron cada día más de 700 niños, lo que equivale a un niño muerto por malaria cada dos minutos.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente