Familiares de la expnb, Idalis Espiter

«No pudimos quitársela a ese demonio»

14-BB
26 de junio, 2016 - 1:59 pm
Yoel Moreno / [email protected]

Familiares se mostraban destrozados y describieron a la joven como cualquier persona que comete errores, pero que se superó y salió de allí

Foto: Wilmer Cubillán

Maracaibo — Este sábado familiares de la expnb, Idalis Viera Espiter, contactaron al equipo de QUÉ PASA para dar su versión acerca del hecho ocurrido el pasado jueves en el corredor vial Los Bucares de Maracaibo, donde fue ultimado Luingert Jesús Urdaneta San Juan, cabecilla de la banda «El Caracas», quien era buscado por los organismos de seguridad del Zulia.

La exfuncionaria de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), estaba bajo régimen de presentación y estuvo privada de su libertad en el retén de Cabimas, por dos meses, acusada por estar involucrada, junto a «El Caracas», en el robo de las armas largas a los militares en la estación eléctrica en Gallo Verde en abril de 2014.

Una fuente oficial manifestó: «Viera Espiter fue la oficial de guardia la noche del robo de los fusiles a los militares, quienes reguardaban la estación eléctrica en el sector Gallo Verde, Viera Espiter a través de la radio transmisión hizo confundir a sus compañeros (oficiales), para no lograr la captura del grupo, entre ellos su concubino».

Versión de la familia

Anabel Espiter, tía, expresó: «Testigos del hecho manifestaron que mi sobrina fue ajusticiada, en ningún momento ella en particular se enfrentó como dicen, no puedo tapar el sol con un dedo que este tipo, Luingert Urdaneta, era un demonio, pero la tenía sometida».

Por su parte, Douglas Viera, padre de la occisa, manifestó: «Mi hija era mujer que ya se había alejado de ese individuo, yo quiero dejar claro que este personaje la mantenía bajo amenaza de muerte, pero el jueves desconocimos de su paradero, no supimos más, hasta que la mataron».

Familiares se mostraban destrozados y describieron a la joven como cualquier persona que comete errores, pero que se superó y salió de allí.

Su mamá gritaba desconsolada encima de la urna, y con una rosa entre sus manos, «hija se nos fue, ahora quién me va a quitar este dolor, siento mucho dolor en mi corazón».

Viera Espiter fue velada en la casa de su mamá, ubicada en el barrio Los Estanques, al sur de Maracaibo, en el funeral se pudo conocer por allegados a la familia que Urdaneta, alias «El Caracas», convivió con la fémina hace cuatro años, relación que finalizó porque los golpes y maltratos constantemente del sujeto obligaron a la mujer a alejarse de su concubino.

Comente